“Lxs jueces aplican criterios reduccionistas considerando únicamente violencia llevar una victima media muerta”

Durante la feria judicial de enero la jueza de instrucción Maria Elsa Roldán Martinez ordenó la libertad de Francisco Miguel Romero, acusado de cometer una violación en marzo del 2017, en la localidad de Portezuelo, a pesar de todas las pruebas contundentes en su contra. Dialogamos con Carina Vera, abogada de la víctima, quién nos comentó situación actual de la causa.

Fotografía portada: Natalia Díaz

El pasado 27 de marzo de 2017 a las 20:30 hs. aprox, una joven de 16 años de edad, fue atacada sexualemente en la localidad de El Portezuelo, Dpto. Juan Facundo Quiroga, por Miguel Francisco Romero, quien la violó anal y vaginalmente en inmediaciones de una gomería donde la niña concurrió a hacer parchar la rueda del ciclomotor de su madre. El hecho fue denunciado inmediatamente, y a pesar de haber estado diez meses en prisión la Jueza Roldán Martinez aprovechó la feria judicial para liberarlo por supuesta falta de mérito, cuando aún falta una prueba fundamental que es el ADN del acusado y sin tener en cuenta el hisopado vaginal ni el relato de la víctima.

La abogada de la joven abusada, Carina Vera, explicó la situación actual de la causa para el programa La Rosca de La Tarde. “Las pruebas que la jueza pide nunca podremos tenerlas porque determinó un auto de falta de mérito que va camino a una sola cosa , el sobreseimiento. Para ella no hay elementos ni pruebas suficientes para procesarlo porque no hay “marcas de violencia”, ella no puede comprobar en el cuerpo de la víctima ni en el cuerpo del atacante pruebas que digan que la víctima efectivamente se haya desinhibido, no hay rasguños, golpes, moretones en los brazos, puntualmente hizo hincapié que no tenía marcas de violencia física ni rastros de violencia en el lugar del hecho, siendo que el mismo quedó 12 horas sin custodia policial y al merced del denunciado y de otras personas los dueños del local “, detalló.

Además Vera agregó: “Roldán Martinez analiza una escena del crimen que ha sido modificada y hay elementos para suponer que han sido modificadas porque no  ha sido custodiado,  después la ausencia de daños físicos en la víctima no es un requisito esencial para que exista la violencia en sí misma, ni que la persona haya sido violentada a una relación sexual que no fue consentida.”

Hay otros elementos de prueba que efectivamente demuestran que ha existido violencia física en la víctima. El desgarro anal y vaginal para la jueza fue “probablemente fruto de relaciones anteriores”. Por otra parte, el denunciado reconoce el hecho y dice que fue “consentido”, en ese sentido hay mas pruebas, el hisopado vaginal que se realizó en el Hospital Vera Barros luego de ser trasladada del Hospital De Portezuelo y el informe de la Cámara Gesell, en el que se dice que la víctima ha sido violentada y que reconoce como su agresor al Sr. Francisco Romero.

En la misma línea la abogada citó uno de los pasajes del informe: “El sufrimiento que la niña experimentó no pudo sostenerse con ninguna percepción o representación mental debido a que el acto violento fue tal que obstruyo su sistema representacional reduciendola a la nada, es decir a ser depositaria del puro impulso sexual de su agresor”.

Tambien comentó que pidieron la apelación  del auto de procesamiento que se encuentra en la cámara de Chepes a cargo de la doctora Deolinda Tello y tienen audiencia el próximo 22 de marzo.

Respecto a esto agregó: “Estamos en este estado, con jueces que aplican criterios anacrónicos y reduccionistas, considerando únicamente violencia llevar una victima media muerta; que a pesar de que la victima presenta lesiones físicas como el desgarro y llega al hospital de portezuelo ensangrentada”

Para finalizar agradeció a la Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual por el apoyo a las víctimas. “Las víctimas están muy solas, el estado ofrece auxilio o apoyo al imputado que se le facilite un abogado defensor y un psicólogo pero no tienen nada, solo sufrimiento y su dolor. Son revictimizadas por el estado y por jueces que no creen en las víctimas cuando los criterios jurisprudenciales y  jurídicos están diciendo que la primera prueba que se encuentran en estos casos es el testimonio de la víctima”, manifestó Vera.

Escuchá la entrevista completa acá

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *