8M: paro internacional y todas las plazas del mundo copadas de mujeres

Analizamos la multitudinaria movilización en el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, donde mujeres de todo el mundo convocaron a un paro contra el sistema patriarcal y la violencia machista. En Lationamerica, en Argentina y todas sus provincias, como así también en La Rioja salimos a las calles y volvimos a gritar #VivasNosQueremos

Fotografía: Abii Alizzi 

Previa y Marcha 8M

En dialogo con Macarena Mercado Mott, integrante del Frente Riojano Antipatriarcal para Radio Voces, analizamos la multitudinaria protesta internacional, los roles de los medios hegemónicos y de la sociedad frente a una lucha que avanza cada vez con más fuerza desde distintos puntos del mundo.

A nivel local el 8M se organizó a partir de una asamblea abierta de mujeres con gran concurrencia, la cual arrojó como resultado una manifestación muy heterogénea reflejada tanto en la organización de la logística, como en la previa y la propia marcha.

Las actividades previas al 8M consistieron en charlas sobre discapacidad y extractivismo, proyecciones de documentales, cortos y una radio abierta que tenía como eje el rol de los medios en la lucha feminista con la participación de distintas periodistas y comunicadores de medios provinciales.

En cuanto a la manifestación del miércoles 8 de marzo en la plaza 25 de mayo, la concurrencia fue muy numerosa y hubo acompañamiento de diversas organizaciones, partidos e instituciones. Al ritmo de la murga feminista que también se gestó desde la asamblea de mujeres, la marcha se tiñó de cánticos enérgicos que denunciaban una y otra vez a la policía, al Estado, exigiendo respuestas a la justicia sobre casos de femicidios, violaciones, violencia de género y abuso del poder represivo.

La marcha también realizó paradas simbólicas frente al Ministerio de Educación que contemplo las medidas de fuerza del 6 y 7 de marzo, pero que descontó el día de sus haberes a las docentes que se adhirieron al paro internacional de mujeres. Otra de las paradas fue en la Secretaría de Minería de la provincia donde en la voz de las feministas se escuchó: “Ni el Famatina, Ni Laguna Brava ni nuestro cuerpo son territorios de conquista” y la tercer parada fue en el edificio del actual “Paseo Cultural Castro Barros”, donde nuevamente se exigió la devolución del mismo como la Escuela Normal. La marcha culminó en la plaza principal con una fiesta que denunciaba con sus distintas voces a la Iglesia y al Gobierno riojano.

 

8 de marzo en Latinoamérica

Asimismo Macarena, analizó desde su experiencia de estudiante que reside en la Triple Frontera, cómo había sido la repercusión de esta manifestación que trascendía las líneas nacionales, en lugares como Brasil y Paraguay.

Al igual que en nuestro país, y también en otros países, la organización se formó en asambleas de mujeres abiertas para todxs las que querían participar. Resaltó que las manifestaciones denunciaron hechos puntuales que visibilizaban problemáticas de estos territorios.

En Brasil, la visibilización de las mujeres negras denunciando la opresión desde hace desde siglos, las políticas de ajuste para todas las trabajadoras que se vieron azotadas por una economía que limita el trabajo y los recursos a partir del golpe a Dilma Rousseff y la Asunción de Temer. La falta de políticas de género en ese país, como los problemas de la edad jubilatoria, y el sistema de pensiones, decisión política que afectará sobre todo a las mujeres.

Por su parte en Paraguay se denunció fuertemente la situación de las niñas que son madres, al ser  el país que tiene más niñas con embarazos prematuros por el alto número de violaciones, y a las que el Estado luego de esta situación terrible no les permite abortar.

Hubo reivindicaciones que superaron las fronteras y que se denunciaron en todos los países que sumaron a este paro mundial tales como la doble jornada laboral y el aborto legal, seguro y gratuito.

Reacciones a la manifestación y la organización feminista

En la segunda edición del Enredando las mañanas, el noticiero nacional de la RNMA, nos comunicamos con dos militantes feministas de distintas provincias que comentaron sus experiencias en cuanto a montajes de prensa sobre la movilización y el accionar de las fuerzas policiales antes y después de este 8M.

En contacto con María Elena Ale, integrante de Activistas de Socorro Rosa  (Socorristas en Red) de la provincia de Tucumán hablamos de la intervención artística que se llevó a cabo frente a la iglesia catedral de la misma ciudad y la  cual se volvió cara visible de todas las manifestaciones feministas del país.

Mediante una fuerte operación de prensa bochornosa por parte de los medios hegemónicos, se  intentó minimizar un paro internacional a un hecho artístico, creando subjetividades en la sociedad conservadora que reaccionó con una violencia desmedida y perturbadora.

Tal es el nivel de enojo y rechazo, que un grupo de personas amenazaron a las artistas que estuvieron a cargo de la performance. La amenaza consistía en“violarlas”, “empalarlas”, además de difundir sus datos personales y hasta iniciar un pedido de firmas para que una de las compañeras sea despedida de su trabajo.

Por su seguridad, comentó María Elena, “las compañeras tuvieron que refugiarse fuera de la provincia en casa de amigxs”. Asimismo agregó que el conservadurismo tucumano al igual que la iglesia “no se horroriza frente a casos como los de violaciones a niñas y/o niños en manos de hombres o curas de su propia institución”.

Por último la activista reflexionó sobre dejarnos interpelar por el arte y los mensajes de las intervenciones que se realizaron, y así poder vencer las barreras de resistencia del patriarcado con el convivimos a diario en las provincias y más fuertemente en el norte de nuestro país.

 

También dialogamos con Mariana Leder, integrante de la colectiva de comunicación feminista Manifiesta, quien nos comentó sobre la detención de ella y dos de sus compañeras, Violeta Arzamendia y Lía Ghara, el día previo al paro interncional.

El día martes 7 de marzo cuando se encontraban realizando difusión de la marcha por el 8M con compañeras de distintas colectivas como Emergente, Manifiesta, Ni una menos, etc., fueron interceptadas por varios patrulleros policiales quienes al grito de “¡No se muevan, quietas ahí!” en el centro de Almagro, las fueron encerrando hasta detenerlas, mientras les gritaban “lesbianas” a modo de insulto, comentó Mariana a la mañana de Enredando las mañanas.

En el día de la visibilidad lésbica tres de las compañeras de Manifiesta eran detenidas e incomunicadas por más de 15 horas.

Del mismo modo y continuando con una violencia sistemática que les cabía simplemente por organizarse y manifestarse, el día de la movilización, la policía detuvo a un grupo de activistas que se encontraba cenando a dos cuadras de plaza de mayo. También se llevaron compañeras de otros grupos y organizaciones políticas y casi vuelven a detener a Lía Ghara, quien logró quedar en libertad, pero fue testigo de cómo un grupo, en su mayoría efectivos vestidos de civil y movilizados en autos particulares, detenían a compañeras que venían de haberse manifestado en los alrededores de la plaza de mayo.

Una vez más la organización de las mujeres y la resistencia de la lucha feminista provoca que todo el aparato represivo, como así también el Estado y la iglesia, intenten minimizar y ridiculizar un movimiento que crece en todas las calles y las plazas del país, y que denuncia a viva voz que el patriarcado se va a caer, porque el feminismo va a vencer.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *