A 25 años del Riojanazo: “Fue la Culminación de un Proceso en Contra de las Medidas de Ajuste”

El pasado 9 de diciembre se conmemoraron 25 años del Riojanazo, una  jornada de lucha donde miles de riojanos  y riojanas hicieron retroceder la llamada “ley ómnibus”, aprobada el día anterior por parte de los legisladores menemistas, durante la gobernación de Bernabé Arnaudo. Las contundentes marchas y acciones que se realizaron, lograron la derogación de la ley, derrotando un nuevo intento de la  aplicación de un modelo de ajuste.

Los gremios ATP y AMP encabezando una de las movilizaciones durante la noche del 10 de diciembre de 1993

Desde el noticiero de Radio Voces, NOTICIAS CON MATE, dialogamos con Luis Gomez, ex-preso político y referente de Derechos Humanos en nuestra provincia, quien analizó la histórica jornada de lucha, asegurando que la rebelión de las y los trabajadores es la culminación de todo un proceso en contra de las medidas de ajuste.

“Un poco para contextualizar, en el ‘93 se estaba implementando un plan nacional, donde Cavallo estaba como Ministro de Gobierno de Menem y, en la provincia, de la mano de Arnaudo. Fue un plan de ajuste muy fuerte y grande para todas las provincias, pero esencialmente vinculado a los organismos internacionales”.

“Sucedieron muchos hechos sumamente importantes y ya había tenido lugar, previamente, la lucha contra la Ley Federal de Educación dictada por el Banco Mundial, con gran resistencia desde los gremios docentes y sobretodo del movimiento estudiantil. Son los estudiantes, justamente, los que dan comienzo a una lucha mucho más auténtica y que dio lugar, instantáneamente, a algunas tomas de escuelas como la Escuela Normal y la Escuela Industrial. Esta última resultó ser el epicentro de la organización de centros de estudiantes que se encontraban constantemente movilizados y con el apoyo de docentes y familiares. Duró varios días y el conflicto terminó cuando el gobierno decidió retrasar el debate de dicha ley en la Legislatura Provincial”.

La imagen puede contener: 1 persona, primer plano y exterior

“Todo esto resulta una victoria parcial pero, simultáneamente, permitió fogonear la lucha contra el sistema previsional. Los dictados del plan de ajuste incluían la centralización a nivel nacional de todas las cajas previsionales, desconociendo los acuerdos sobre activos y pasivos ya reglamentados. Aquí sucedió que algunos abogados muy interesados en el tema participaron activamente en todas las decisiones. Fue también allí cuando se conformó la “Multisectorial en Defensa de los Derechos Sociales”.

“Durante este mismo proceso de ajuste y quita de derechos, en Chilecito deciden hacer por primera vez la conocida “Marcha de la Bronca”, caminando desde Chilecito a la Capital de la Provincia de La Rioja. Eran trabajadores y estudiantes del interior, desocupados del IPSA, que nuclearon una marcha masiva con un recorrido de más de 200 km. Cuando entró a la provincia todo el pueblo riojano salió a esperarla y a aplaudir esa movilización histórica”.

“Sin embargo, el gobierno impulsa, de manera injustificada, la Ley Ómnibus para todas las provincias y significaba que todos los empleados públicos perderían su estabilidad laboral. Ley que además desconocía los derechos adquiridos constitucional e históricamente por los trabajadores mediante acuerdos con la Organización Internacional del Trabajo, lanzando un brutal proceso de ajuste en el que trabajaban tanto el Banco Mundial como el Fondo Monetario Internacional. Por lo tanto, la noche anterior a que la ordenanza de aplicación de la ley entrara a la Legislatura Provincial, la gente se organizó inmediatamente y se movilizó de manera masiva y contundente en repudio de esta medida y eso fue lo que en ese momento se denominó el Riojanazo, con gran participación de los empleados públicos y de las organizaciones gremiales. Dejó mucho que decir la responsabilidad de los dirigentes gremiales y funcionarios, porque en realidad fue la gente la que salió a la calle y el resto de los sindicatos y organizaciones adhirieron y apoyaron la medida sólo desde el acompañamiento”.

“El Riojanazo fue una lucha tremenda con gases lacrimógenos, saqueos y hasta se prendió fuego la puerta de la Casa de Gobierno. Todo el mundo se movilizó en todas partes y logró que finalmente se suspenda la Ley Ómnibus. Sin embargo el ajuste seguía y consideramos que el estado de movilización no debía detenerse por lo que decidimos organizar el “1er Encuentro Regional del NOA Contra el Ajuste” que tuvo lugar en el Club Independiente con más de 160 delegados de trabajadores de diferentes provincias como Tucumán, Catamarca, Salta y Santiago del Estero. De esa propuesta sale la Primera Marcha Federal culminando en Plaza de Mayo cuyo fundamento era el de movilizar en todas las provincias del país contra el ajuste”.

“Es en este sentido que quiero resaltar la importancia que tiene la sistematización de las luchas porque significa haber aprendido algo más. Por eso sirve pensar en el Riojanazo y en todas las cosas que sucedieron. Por ejemplo, me acuerdo claramente lo que pasó con la Ley Federal de Educación. Un diputado que ahora cumple funciones y está al frente de una asociación, impunemente llegó al conflicto de la toma de la Escuela Industrial buscando solidarizarse con los alumnos y los familiares, cuando en realidad fue uno de los que levantó la mano para que se aprobara, argumentando que desconocía lo que se estaba sancionando en la Cámara. De la misma manera actuó Eduardo Menem ante los despidos y cierre del IPSA y que luego fue Gobernador Interino de la dictadura. Ambos sucesos fueron el paso previo a la privatización del sistema previsional”.

“Posterior a esto, Ricardo Mercado Luna sacó una Ley de que todos los funcionarios que fueron partícipes de la dictadura no podían ocupar cargos públicos en democracia. Sin embargo, hoy mismo, el Ministro de Planeamiento que está llevando adelante el plan del canal Bi-Oceánico fue alguien que adhirió a la dictadura. Por esto es importante, no sólo para tener memoria y señalar a los genocidas que torturaron y desaparecieron forzadamente a miles de personas sino también para tener presente quiénes fueron los responsables políticos y económicos”.

“Entonces, cabe cuestionarse si con lo que está pasando hoy, o no tenemos memoria o no nos queremos acordar o somos funcionales al sometimiento, porque son cosas gravísimas y se relacionan directamente. Parte de la derrota que se ha sufrido en el fracaso del proyecto anterior ha sido gracias a las traiciones de una serie de políticos y sindicalistas. Moyano es uno de los que se aleja del proyecto nacional y popular del gobierno anterior y termina siendo funcional a la política sindical de Macri. Incluso se lo nombra como un referente y posible candidato. La memoria sirve para ver quiénes son los que determinan la entrega de las luchas del pueblo en todos los ámbitos: políticos, económicos, social y, sobretodo, represor”.

“Yo creo que el Riojanazo puede ser una gran enseñanza que debería incluirse en la educación y en las aulas, sobretodo pudiéndolo contextualizar dentro de una avanzada liberal en el pasado y conectándolo con lo que estamos viviendo hoy, a partir del plan económico neoliberal que está impulsando el gobierno nacional y provincial. Lo grave del problema es que se están sancionando leyes que profundizan el ajuste mientras la lucha de clases es contenida, para que no desborde a la burocracia de la dirigencia sindical netamente enemiga del proyecto del pueblo”.

Acá podes escuchar la entrevista completa:

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *