Andalgalá: A más de diez años la lucha continúa

Desde hace más de diez años el pueblo de Andalgalá le hace frente a la Megaminería, el pasado 22 de junio se realizó la caminata número 500 al rededor de la plaza levantando incansablemente las voces y los puños en defensa del territorio, el agua y la vida.

A más de diez años los pasos son cada vez más firmes, el pasado sábado se conmemoraron las 500 caminatas alrededor de la plaza, esta caminata es una actividad que se viene haciendo desde febrero de 2010, donde se encuentran y se acompañan cuerpos y corazones inquebrantables para gritar que Catamarca no es minera.

En diálogo con Virginia Vildoza de la Asamblea Anti extractivista El valle en Movimiento nos comentó  «es una historia escribiéndose por los pies del pueblo. Fue un encuentro muy emotivo con la participación de artistxs locales y de Norita Cortiñas quién nos iluminó con su fuerza, presencia y sus palabras de aliento que nos abrazaron para contagiar valor».

Entrevista completa:

 

Además agregó»Verles siempre a todes tan llenos de decisión y amor a su territorio es realmente hermoso.Esta rebelión es para reivindicar la autodeterminación de los pueblos y que entiendan de una vez que si 500 veces vinimos, 500 veces volveremos, que no queremos megaminería en nuestras vidas, en nuestro suelo, en nuestra agua . Que entiendan de una vez que Catamarca no es minera, que este tipo de desarrollo, ese futuro con el que quieren negociar hace más de veinte años es una ilusión, es un eslogan, es una mentira, son proyectos de muerte que solo vienen a dejarnos destrucción«.

AUTODETERMINACIÓN POR UN TERRITORIO SIN MEGAMINERIA

También dialogamos con Marianela Gamboa del Observatorio Feminista de Catamarca y Colectivo anti extractivista El Valle en Movimiento quién afirmó: «Esta caminata número 500 no es ni más ni menos importante que la 501 o la 499, pero celebramos el encontrarnos y caminar 500 veces diciendo NO al proyecto de Agua Rica, fuera Alumbrera, fuera Cerro Atajo y todos los proyectos que quieren instalarse en el Aconquija, que es el cerro del cual toda la población de Andalgala se nutre, como  agua de uso doméstico, agua de riego y de alimento para otros seres vivos que sostienen la vida en ese lugar tan preciado».

Entrevista completa:

 

Así mismo nos informó que el conflicto empezó hace mucho tiempo, pero es a partir del 15 de febrero de 2010 que se comienzan a contabilizar las caminatas, tras producirse una represión brutal, cuando el pueblo comienza a cortar el acceso a dónde se quería empezar a construir el campamento de agua rica. «En el algarrobo se reunió el pueblo y le dijo NO. Después de esa represión se comenzaron a contabilizar las caminatas, pero hubo caminatas y movilizaciones anteriores y seguirá habiendo hasta que todos los proyectos contaminantes de la minería a cielo abierto dejen de intentar saquear y usurpar nuestros territorios».

Por otra parte explicó que la defensa del territorio y la lucha contra el extractivismo minero tiene larga data en Catamarca. Desde 1997 se ha instalado la minera Alumbrera, un mega proyecto con capitales transnacionales siendo Catamarca el primer laboratorio a nivel país donde se instala la mega minería a cielo abierto.

Entrevista Completa:

 

Actualmente hay proyectos en todo el territorio. En Fiambalá se está construyendo una planta para la extracción de litio afectando a toda la población de Tinogasta donde el agua es un recurso preciado. En el cerro Ancasti hay dos mega proyectos para extraer litio por pegmatita, además el cerro Ambato también está marcado y se encuentran en proceso de esperar los informes que se solicitaron a la secretaría de minería.

Además sobre los efectos de la explotación minera agregó:«La Alumbrera lleva veinte años explotando, saqueando, dinamitando y destruyendo nuestros cerros, nuestra biodiversidad, afectando a las poblaciones, destruyendo las economías regionales, afectando las formas de vida, demoliendo nuestros cerros, llevándose los minerales. Los efectos de la mega minería son muchísimos sobre nuestros cuerpos, sobre nuestros cuerpos de mujeres principalmente, nosotras reivindicamos un feminismo antiextractivista que se posiciona desde la defensa no solo del territorio sino de los cuerpos y seres que habitamos los territorios que la megamineria ha afectado directamente en toda Latinoamérica y hemos sido las mujeres quienes salimos a defender la vida».

Destacó que la minería es una política del estado catamarqueño y lo seguirá siendo porque así lo implican los capitales transnacionales y  la minería transnacional del siglo xxi , el neoextractivismo y los gobiernos nacionales que han dado la mano a estos proyectos.

Para finalizar expresó: «Queremos otra vida, queremos decidir sobre nuestros territorios y nuestros cuerpos, autodeterminación popular, soberanía alimentaria, economías regionales, cuidado de la vida». 

UNA RED CONTRA LA EXPLOTACIÓN MINERA

Hablamos con Irina Armendariz parte de La Asamblea Pucará, Pueblos Catamarqueños en resistencia y autodeterminación que nace en el año 2016 a raíz de la urgencia de poder encontrarse entre de las distintas asambleas que se distribuyen en todo el territorio catamarqueño.

Entrevista completa:

 

Las asambleas que componen Pucará son Ancasti por la Vida, Fiambalá por la vida, Asamblea el Algarrobo de Andalgalá, Paclin de la Merced, Tinogasta y el Valle en Movimiento.

«Nos conformamos como una red asamblearia para estar en permanente contacto, sabiendo que es lo que sucede en los distintos puntos del territorio y también para llevar a cabo acciones directas, una de ellas fue la 1er Cumbre Latinoamericana del Agua para los Pueblos que se realizó en septiembre de 2018″.

Nos encontramos en la resistencia, para fortalecernos, para aprender unxs de otrxs, para encontrarnos en la lucha por la defensa de nuestros territorios nuestra agua, aire y suelo puro y limpio, concluyó.

FB: El valle en movimiento

IG: Elvalleenmovimiento.cat

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *