Caminar la calle con miedo (por ser mujer)

Como cualquier día, Brenda terminó sus clases en el profesorado y decidió volver caminando a casa porque la noche estaba linda. Sin embargo, el augurio de un miedo común que tenemos las mujeres cada vez que salimos a la calle se hizo realidad: un aparente remis que circulaba con tres hombres la siguió durante varias cuadras hasta que en medio de una avenida la interceptó, la agarraron, la golpearon y la quisieron meter al auto. Con fuerte resistencia Brenda logró safar, busco ayuda y realizó la denuncia. En el proceso se enteró que no fue la única, otras mujeres denunciaron casos similares en los últimos días. La desesperación en su voz y la violencia en su cuerpo demuestran que caminar libres no es una posibilidad (para las mujeres) cuando el machismo acecha.

Brenda Mazzuchelli es estudiante del Profesorado de Historia en el terciario Albino Sanchez Barros. El pasado miércoles 18, salia de clase y aunque cotidianamente la iban a buscar, decidió ir caminando a su casa”porque estaba linda la noche”. En el transcurso del viaje, el miedo que la mayoría de las mujeres tenemos presente las miles de veces que nos dicen”cuídate, no andes sola”, se hizo realidad. De esta forma contó lo que le paso, en el programa La Rosca de La Tarde, cuando tres hombres en un auto intentaron secuestrarla en el medio de una avenida.

“Yo siempre voy por avenidas, porque una ya vive con miedo. Cuando llegaba a la 1° de Marzo vi un auto, como un remis que pasaba. Al llegar a calle Dardo Rocha, en la curva del cementerio, distingui el mismo auto, me pareció raro. Al terminar esa calle el auto paso para abajo, en uno de los barrios. Paso tres veces, iban tres hombres dentro”, detalló la joven, identificando al vehiculo similar a un “remis trucho”,  un Corsa gris clásico.

“Cerca de donde estaba, una amiga tiene un negocio. Pretendía meterme ahí y llamar a alguien para que me vaya a buscar. Mientras cruzaba una cancha, en medio de la avenida, el auto se acercó, hizo para atras. Ahi senti un golpe, alguien me golpeó de atrás y me alzo, la puerta del auto se abrió. Solamente recuerdo que me tire al suelo de cola para defenderme, recibí golpes y me empecé a hacer lo mas atrás que podía. En ese momento solo pateaba y hacia lo que podía. Después se empezarona a acercar autos, aunque no había nadie en la calle, salieron corriendo, se metieron en el auto y se fueron”, precisó.

Luego de tremenda situación de violencia, Brenda alertó a su familia y amigxs. Realizó la denuncia en Comisaría 6ta desde la cual fue derivada a la oficina de Investigaciones en la “Dirección de Seguridad Personal”. “Mostré los golpes, la remera rota pero no había un médico para revisarme a esa hora y quedo ahi. En la policia me trataron bien dentro de todo aunque aunque tuve que repetir lo mismo mil veces, me preguntaron mil cosas que no se si eran necesarias”, dijo la joven sobre la atención del personal policial.

Posterior a realizar la denuncia, junto con su novio, regresaron al lugar del hecho para buscar los dijes de una cadenita muy importante para ella que se rompió durante el forcejeo con los hombres que la quisieron llevar. “Cuando los estábamos buscando en la vereda encontramos un DNI de una persona, de un hombre”, señaló. Este elemento fue entregado a la oficina de investigaciones. La mañana siguiente Brenda volvió para ser revisada por el medico, ahi se entero que el expediente de su caso había pasado al área de Trata de Personas, porque la misma noche hubo denuncias similares a la suya.

Respecto a toda la situación, Brenda manifestó: “Da tanto miedo esto, es muy difícil. Estoy mas tranquila, porque dentro de todo hay alguien, encontramos el documento, por lo general cuando se realizan secuestros es todo como invisible, te sentis vacía y desprotegida”. Para finalizar agregó: “Esto lo vivimos todas las mujeres, hay mucha desprotección. A veces no llegas a comprender porque no lo vivis. Ayer entendí tantas cosas que no me cerraban. Es bueno concientizarse, aunque duela admitirlo, como mujeres no estamos seguras en la calle“.
Entrevista completa acá >> escuchar

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *