Columna de Opinión de Matias Meragelman

En su habitual columna de opinión, el periodista Matias Meragelman, realizó un análisis político sobre una nueva  semana cargada de definiciones sobre los diferentes armados electorales que se presentaran en los comicios provinciales el 12 de mayo próximo. En ese sentido, analizó el fallo de la Corte Suprema de Justicia sobre la validez de la consulta popular por la enmienda constitucional, que se conocerá este viernes 22 de marzo.

La semana pasada cerró la conformación de alianzas para las elecciones provinciales del próximo 12 de Mayo. Resulta interesante pensar hasta qué punto los distintos frentes políticos que se presentaron son conformaciones que tienen certezas o se trata de especulaciones de tipo electorales en el corto plazo.

A continuación las nombramos: el oficialismo está claro y se aglutina bajo el Frente Unidos por La Rioja formado por 16 partidos aliados y que tienen como candidato a gobernador a Sergio Casas (si es que la Corte Suprema lo permite y no pone trabas), sin embargo con una presencia bastante rara en relación al partido Unir que tiene como referente a nivel nacional a Olmedo pero, también, con la presencia del gobierno de Casas que, por más diferencias que se puedan tener, se trata de un gobierno que se distanció bastante del gobierno nacional en aquellos planteos de “mano dura” por así decirlo y que no adhirió, por ejemplo, a la doctrina Chocobar ni comulgó con ese tipo de ideas. Está más que claro que Unir no representa un peso político electoral importante pero llama la atención su presencia dentro de la alianza oficialista y no se puede determinar todavía cuanto le puede sumar o restar.

Del otro lado está la alianza de Encuentro por La Rioja, conformada por Cambiemos y por lo tanto con la presencia del PRO y el Radicalismo y que, empiezan a impulsar la candidatura de Julio Martínez como gobernador. En principio, Alberto Paredes Urquiza sería el candidato a Intendente en Capital y Felipe Álvarez, no como compañero de fórmula de Martínez, sino como candidato a diputado nacional.  En relación a esto, la especulación del Paredismo sería la siguiente: “si Martínez pierde, nosotros perdemos la oportunidad de posicionar un dirigente” y, por lo tanto, prefiere darle más apoyo a la imagen instalada de Felipe Álvarez (y que se representa en un caudal de votos propios) para tener un diputado que pueda negociar directamente con la nación. Se trata además de una alianza con ciertos rasgos de desconfianza ya que hay muchas dudas y especulaciones respecto a qué pasaría incluso después de Octubre con las elecciones presidenciales, teniendo en cuenta los dos escenarios posibles. Uno es que ambos salgan ganando, Martínez la gobernación y Paredes Urquiza la intendencia, lo cual se supone que permitiría desarrollar una buena relación entre ambos. El otro escenario, en cambio, es que Paredes Urquiza salga reelecto y Sergio Casas también, lo que pondría en conflicto nuevamente a ambos espacios como sucedió los últimos años y que empujaría al Paredismo a plantearse una nueva estrategia.

De todos modos, todo esto depende de cómo se van a dar los plazos según lo que determine la Corte un día antes del cierre de presentación de listas, ya que aparte de determinar quiénes van a ser los candidatos, influye también en si vamos a votar o no efectivamente el 12 de Mayo. Inclusive, si la Corte le dice que “no” a la enmienda, el armado político del peronismo carece por lo pronto de un plan b, porque si bien hay muchos dirigentes que pretender serlo, no hay ninguno que se imponga por sí mismo tal como lo hace la imagen positiva instalada de Sergio Casas que después de 3 años de gestión tiene los números más altos dentro de las encuestas y que lo  posicionan por encima de todos sus rivales. En este sentido, resulta bastante llamativo que el fallo vaya a darse 24 horas antes y que habla de una posible jugada política. Hay varias opiniones dando vueltas al respecto: una es que al juntarse ambos fallos (el de Río Negro y La Rioja) es porque se trata de un mensaje claro contra la reelección y que las van a bajar de manera efectiva en ambas provincias; otra opinión sostiene que lo hacen un día antes porque en realidad la Corte Suprema no va a hacer nada para perjudicarlos o ponerlos en riesgo y, una última que plantea que puede darse de que un fallo sea positivo y otro negativo. Sin embargo, lo que sí está más que claro es que tanto el oficialismo como la oposición están tratando de hacer todo el lobby político posible sobre los jueces de la corte para ver qué les pueden sacar pero todavía no tenemos ninguna certeza de lo que realmente pueda suceder.

Acá podes escuchar la columna completa:

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *