Columna Eco-Alternativa: Masanobu Fukuoka y la agricultura natural.



NOTA CON AUDIO: En la columna Eco Alternativa, siguiendo con la linea de la  permacultura y las distintas alternativas de vida a través de la agricultura, Facundo nos habla hoy de Masanobu Fukuoka y una mirada distinta de la agricultura tradicional. También trae nuevos tips ecológicos. 


Nacido en unas islas campesinas de japón en 1913 Fukuoka, se especializa en microbiologia y en fitopatologia, que tienen que ver con el control de plagas y de las plantas. A los 25 años entra en una profunda crisis existencial, empieza a cuestionarse sobre la agricultura, las relaciones humanas, el planeta y naturaleza. Este es el comienzo de su gran legado. Llega a la conclusión que la gente no es completamente humana y que la naturaleza no es completamente natural. A esto re refiere a la hiperactividad, el exceso que ocasiona la perdida de una vida simple. Se va a basar en en el budismo zen, utiliza esta filosofía y la incluye en la agricultura.
Luego de esta crisis vuelve a su pueblo natal, empieza a experimentar con una nueva forma de agricultura para finalmente crear la agricultura natural.
Facundo nos explica los 5 principios del método de Fukuoka que permiten ayudar a la naturaleza para recrearse y producir alimentos sin la intervención invasiva y destructiva de la agricultura tradicional.


  1. No Arar: no se destruye la estructura del suelo y la estructura de los microorganismos que lo componen 
  2. No usar abonos ni fertilizantes: considera que la regeneración de la naturaleza es autónoma. Al observar los ciclos naturales, no hace falta agregar o quitar lo que la tierra necesita. 
  3. No eliminar las malas hierbas ni usar herbicidas: los herbicidas destruyen la tierra. Por otro lado, la interacción de las malas yerbas con otras plantas es favorable para la bio diversidad del suelo.
  4. No usar pesticidas:destruyen el suelo. Los insectos pueden ser utilizados a favor de una huerta.
  5. No podar: el árbol tiene que seguir su camino natural de crecimiento. 

De esta manera favorecemos a un mayor crecimiento y producción, siguiendo los patrones naturales de la naturaleza. Esta involucrada la ética y la espiritualidad y la agricultura. Los cinco principios están integrados, si elaboramos uno deberíamos hacer los otros, vemos que es como un ciclo. 


Fukuoka, en sus libros, lo que hace es volver a lo esencial, a la simpleza. Plantea mucho la observación de la naturaleza, cada espacio, cada región y su análisis. La naturaleza tiene esa capacidad de auto regenerarse lo que se puede utilizar para el beneficio. Esto plantea la relación que el humano tiene con la naturaleza, no hay que ir en contra de ella. 
Ademas, dentro de la filosofía zen, toma el concepto del no hacer, el menor esfuerzo. Se inspira en esto para hacer una huerta que implique el menor esfuerzo, al principio tendremos grandes necesidades pero con el tiempo vamos a ver que se va a auto abastecer y vamos a ver que no vamos a necesitar mucho trabajo. 


“Esto nos lleva a reflexionar sobre los tiempos: uno tiene una huerta y espera que crezca todo ya. Yo creo que el trabajo en la huerta lleva a replantearte el tiempo que llevan las cosas, por el mismo proceso de la naturaleza. Llevándolo a la vida personal, es ver la simpleza de las cosas, lo que nos lleva a grandes resultados. Sus libros no son muy difundidos, por intereses de los sectores agropecuarios y la industria alimenticia, toda una cuestión social, que involucra muchas instituciones.”

Ademas de la gran filosofía del señor Fukuoka, Facundo nos trajo sus valiosos tips ecológicos. En esta oportunidad, sobre anti transpirantes naturales y remedios para quemaduras de sol. 

  • Anti transpirantes de limón. Una rodaja de limón se  pasa como si fuera un desodorante común, depende de la persona, hay que usarlo varios días para que de resultado. Lo que hace el limón es eliminar las bacterias que producen el mal olor.
  • Salvia: con hojitas de la planta se hace una infusión como un te, ese se toma en ayunas lo que eliminaría los malos olores del sudor.


Para las quemaduras del sol, puede ser el tan utilizado aloe vera o también, el jugo de tomate, que se puede utilizar para aliviar el dolor de las quemaduras. En pure o cortado en rodajas refresca la quemadura.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *