Comunidad Riojana se Movilizo Exigiendo Justicia por Sabina

En la mañana de este lunes, vecinos y vecinas de nuestra ciudad, realizaron una marcha que comenzó frente a casa de gobierno y se  movilizo hasta la legislatura, para exigir justicia por Sabina, la niña de 11 años  que fue asesinada en el barrio Virgen Desatanudos.

Resultado de imagen para movilizacion por sabina, niña de 11 años

Conmoción y bronca fueron algunas de las expresiones que tuvieron las/os ciudadanos/as que se movilizaron este lunes por el centro de nuestra ciudad, acompañando a familiares que llevaron su reclamo de justicia  hasta la legislatura provincial, donde fueron recibidos por  diputados de distintos sectores.

Allí, los vecinos/as  descargaron su enojo con los legisladores provinciales a quienes les reclamaron leyes para proteger a las víctimas de abuso sexual, remarcando la ausencia del Estado Provincial, que  en materia de políticas publicas, han dejado al barrio, Virgen Desatanudos, en una situación de abandono, sin iluminación, sin seguridad, ni centro de salud.

Desde la garganta poderosa, organización social, que conocía a Sabina por que concurría a los talleres artísticos que desarrollan en el barrio Virgen Desatanudos, expresaron en un conmovedor relato, lo que muchas/os Riojanos/as sentimos tras conocer el terrible hecho que conmociono a nuestra comunidad.

«NOS MATARON A SABINA»

Miren la foto, nada más.

Tenía once años. ¿Y ahora cómo se hace, cómo se hace para que no lean de corrido? Nada, nadie, ninguna estúpida La imagen puede contener: 4 personas, personas sonriendo, niños y exteriororación de ningún absurdo posteo puede ponerlos de frente a sus ojitos chinitos, dulces, riojanitos. No la van a ver sonreír atrás de una cámara, ni correr detrás de una pelota, ni volver del almacén. No la verán volver. Quería estudiar más, más y más, soñaba ser artista y alfabetizar a sus papás. Tenía once años. Salió a comprar un perfume ayer cerca de las 19 y no volvió más, nunca más: a las 22.40, sus vecinas alumbraron al barrio Virgen Desatanudos con sus teléfonos y la encontraron tal como la dejó el Estado, golpeada y tirada en un descampado, totalmente abandonado por sus policías, sus luminarias, sus ambulancias y sus medios de comunicación, esos que ahora corren a buscar el morbo y la «conmoción». Tenía once años. Y entonces acá no estamos conmovidos, estamos partidas al medio, con los puños llenos de dolor, las gargantas llena de rabia y un cajón chiquitito que recibe juguetitos de colores, porque no hay lugar para flores, ni para tanto tierno alboroto, ni para descansar en paz.

Por favor,

miren la foto, nada más.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *