Córdoba: Empezó el tan esperado juicio por el asesinato de David Moreno en 2001

Este lunes inició el histórico juicio por el fusilamiento de David Moreno de 13 años, una de las 39 víctimas de las terribles jornadas nacionales del 19 y 20 de diciembre del 2001 conllevaron a la renuncia del ex presidente Fernando de la Rúa y el colapso del país. Hubo algunas trabas de la justicia para el ingreso de familiares de víctimas de la represión que venían a acompañar a la familia de David.


En esas fechas, en la provincia de Córdoba, la política represiva aplicada por el ministro del interior Ramón Mestre y el exgobernador José Manuel De la Sota determinaron que la Policía de la Provincia embistiera contra los vecinos que se habían acercado a un supermercado en Villa 9 de julio Argüello ante los anuncios de que allí se entregarían alimentos.

En este caso, como en muchos otros, solo se juzgó al autor material del crimen pero se absolvieron a las responsabilidades políticas.  El policía Hugo Ignacio Cánovas Badra, quien disparo por la espalda a David con balas de plomo, permaneció tres años en prisión preventiva por homicidio simple, lesiones graves y disparo de arma de fuego. Además están acusadas las policías Daniela Alejandra Adán y Laura Freyre por el cargo de falso testimonio en relación a la entrega de municiones. comienza el historico juicio, 15 años en llegar a tribunales, para los familiares, amigos y organizaciones

Al respecto en el programa Noticias con Mate hablamos con  Lucrecia Fernandez, integrante de la página web cordobesa Mucho Palo Noticias, quien recordaba que el juicio se dictaminó en el año 2009.

“En el medio de eso hasta ahora se perdieron pruebas y se dejaron sobreseimientos que dejan mucho que desear. Están solo los autores materiales del hecho”, destacó.  En este sentido también comentó que el jefe del operativo fue sobreseído en 2006 pagando una multa.

“Es importante este juicio por las responsabilidades políticas y judiciales que puede deja salir a la luz”, consideró la comunicadora.

El juicio por el asesinato de David, que durará alrededor de 6 meses con 120 testigos citados, es el primero, y quizás único, en la ciudad de Córdoba por la masacre de diciembre del 2001, aunque si hubo otro caso pero no continuó con el proceso. Para Lucrecia “la justicia logró lo que buscaba” para que  las querellas desistieran y las denuncias decayeran después de 15 años.

El caso de David fue el único que pudo traspasar ese tiempo y llegar a esta instancia. Desde el 2016 que familiares y organizaciones vienen presionando a la justicia para que fijara una fecha para el inicio de las audiencias.

Hay muchas responsabilidades políticas que no están ni siquiera señaladas. Paso también con otros casos, como en el juicio por Darío y Maxi. Esperamos que esto sea la posibilidad para abrir la puerta a eso”, manifestó Fernández y continuó: “Se lograron muy pocas cosas, es difícil pero sabemos que muchos de los que fueron responsables en esa jornada tanto a nivel provincial como nacional no están procesados e incluso fueron sobreseídos”.

Por esto, la comunicadora explicó que es necesario generar la presión para que un responsable político “llegue al banquillo”, ya que no hay ningún tipo de voluntad judicial o política. En esta instancia exigirán la condena correspondiente para Cánovas quien realizó el disparo.


Concentración, actividades y conflictos

Para este histórico día en la Provincia de Córdoba, familiares y amigxs de David, junto con diferentes organizaciones sociales, políticas y familiares de víctimas de represión de todo el país, realizaron una concentración en la puerta de Tribunales II desde temprano por la mañana.

A pocos minutos de empezar, la página de facebook  “David Moreno presente” denunciaba el ninguneo y maniobras de la justicia al no permitir ingresar a los familiares víctimas de la represión del estado que vinieron desde todo el país, entre ellxs Celeste Lepratti, Angélica Lezcano, Mónica Alegre, Silvia Irigara, junto al legislador del Frente de Izquierda Ezequiel Peressini, a pesar de que la sala estaba vacía.

Finalmente, se dio inicio a la primera audiencia del juicio en la Cámara 1ra del Crimen en Tribunales II de Córdoba. Ingresaron Alberto Santillán, Elsa del Carmen Gómez, Mónica Alegra, Angélica Lezcano, Celeste Lepratti, y Vivíana Alegre.

Sin embargo, quedaron afuera junto al legislador del Frente de Izquierda Ezequiel Peressini, otros familiares a quienes no se les permitió el ingreso aludiendo falta de lugar en la sala que tenia al menos 20 lugares libres. En la puerta continuó la radio abierta y la concentración de las organizaciones.

Por otro lado, en la tarde del lunes desde las  18 hs en el salón del Sindicato Vial en calle 27 de abril 884, se llevará a cabo un conversatorio “Encuentro contra la Impunidad” donde estarán presentes algunes integrantes de la Coordinadora de Familiares de Víctimas de Gatillo Fácil, entre ellos: Alberto Santillán (papá de Darío Santillán), Monica Alegre (mamá de Luciano Arruga), Celeste Lepratti (hermana de Pocho Lepratti), Silvia Bignami (familiar de Victimas de Cromañon), Maria Angelica Urquiza (mamá de Kiki Lezcano, víctima de gatillo fácil en 2009), Silvia Irigaray (mamá de Maximiliano Tasca, asesinado en la masacre de Floresta en 2001), Soledad Cuello (hermana de Yamila Cuello), Viviana Alegre (mamá de Facundo Rivera Alegre) y Lucia Membribes (hermana de Julian Alvez)

Para finalizar, Lucrecia de Mucho Palo Noticias, criticó que “la causa llegó muy lavada”, teniendo en cuenta que hubo varias denuncias de la querella por movimientos que se realizaron para tapar pruebas y falsear testimonios. Lo atribuyó a una “maniobra dilatoria” de la justicia, además del apriete a los testigos, para demorar la causa, cansar a la familia y cubrir responsabilidades.

Habla  Eduardo, papá de David, en la Radio Abierta realizada afuera de tribunales en el cuarto intermedio de la audiencia.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *