Crónicas del 8 de Agosto en La Rioja

Compartimos la crónica realizada por la revista FANZINE,  publicación destinada a la producción de contenido cultural y crítico en la Ciudad de La Rioja.

Un pequeño recorrido de lo que fue ese día. Cómo se vivió, qué se hizo, intervenciones artísticas y participación de Fanzine. Algunos puntos de vista y opinión con respecto a lo que pasó. 

La vigilia del 8 de agosto por el aborto legal, seguro y gratuito en la Plaza 25 de Mayo, se copó de personas a favor del proyecto de ley. Se hizo ruido, se bailó, se cantó, se agitaron con fervor los pañuelos verdes.

La imagen puede contener: 4 personas, multitud, árbol y exterior
Fotografía de Paula Abarca

En la calle, se levantaron a tocar el bombo, el redoblante. Compusieron cantos nuevos en segundos, cantos sobre cómo los que insultan tienen miedo de la marea verde, porque la marea ya no tiene miedo: Nos tienen miedo porque no tenemos miedo, ¿Y el miedo? ¡Que arda!”. Cantos sobre cómo a cada persona se le da la gana ser puta, travesti, lesbiana, y está bien. Cantos que le piden al clero meterse en sus propios asuntos antes de hablar de los ajenos. Denuncias hacia curas pedófilos, y de cómo el feminismo de abajo está molestando a los de arriba.

Cumbias, carnavalitos, murgas con un único pedido: que el aborto sea legal en el hospital. Además, hubo mucho arte. Los espacios de reclamo social son también espacios de expresión artística. Bailaron bajo el sol caliente de la siesta riojana con los pañuelos en las manos, en el cuello, en la cabeza. La danza se hacía cuerpo. Siempre visible su verdor. Lucía Saleh y sus compañeras se lucieron con su danza tribal, sus movimientos corporales, como diciendo “esto es mío, mi territorio de lucha, y yo decido aquí”. La música en vivo no se quedó atrás, hubo diversas presentaciones. A la noche participaron desde el teatro,  a través de elementos y situaciones cómicas se puso en tensión la revalorización de la libertad sexual de las personas. Actuaban con el pañuelo verde anudado desde un mismo pedido.

La imagen puede contener: una o varias personas, multitud y exterior
Momentos de la danza [Fotografía de la Campaña por el Aborto Legal La Rioja]
La imagen puede contener: 1 persona, en el escenario y exterior
También hubo música en vivo [Fotografía de la Campaña por el Aborto Legal La Rioja]
eatro
Estudiantes de Arte Escénico en plena obra

Luego llegó un camión inmenso de un lado, el lado de la Iglesia Catedral: era el sonido y la pantalla, financiados por el gobierno. Se cortó la calle y ambos bandos hicieron una cadena humana: verdes tomándose las manos, los contrarios, sosteniendo friselina celeste. Más tarde llegó la policía a ponerse entre la grieta. Seguían cantando, saltando, agitando los pañuelos verdes con el mismo fervor que habían tenido más temprano. Voces potentes, fuertes.

La imagen puede contener: 1 persona, multitud y exterior

Caía la tarde, caía el sol y el espíritu de compartir se hizo presencia. No faltó el mate, el “¿Querés pan, galletas? Trajimos”, “¿Un mate?”. Pasaron las horas, la espera era larga. Pero el compromiso político era incondicional y mantenía a la gente unida, expectante ante lo que pudiera pasar.

La imagen puede contener: una o varias personas y personas sentadas
Fotografía de Paula Abarca

La plaza seguía verde y repleta cuando empezaba a anochecer, con pañuelos pintados en el piso, se mostraban las producciones de artes visuales pintadas en talleres previamente, con gallardetes triangulares y proyecciones en la Catedral con una sola consigna: “Aborto Legal ya”.

abor

La intervención

A las 22hs el grupo Fanzine realizó su intervención. Era la hora de la literatura, y, específicamente, de la poesía. Leímos a voz alzada poemas que reflejaban la lucha por el aborto legal, seguro y gratuito, que significa una gran ampliación de derechos para las mujeres y  cuerpos gestantes.

Acá algunos de los poemas que leímos:

ab

ab1ab2

20180810_02233720180810_022408

Nos emocionamos hasta las lágrimas, porque eso es lo que ocasiona la literatura cuando se escribe y se lee a flor de piel, cuando las circunstancias arden y la expresión poética reclama su lugar. Nos abrazamos y compartimos un mismo sentimiento de compromiso con que las cosas cambien, con que el Estado se haga presente, con que dejemos de negar realidades y se legisle sin ceguera.

El material leído fue un fanzine de distribución gratuita que se publicó el 13 de junio a modo de urgencia, “Somos centelleantes” es el nombre. Ese fue el día de la histórica sesión en la Cámara de Diputados de Argentina. Ahí se resolvió con la media sanción del proyecto de ley.

No hay texto alternativo automático disponible.
El fanzine de donde elegimos los poemas
nike
Niké, integrante del grupo Fanzine, en plena lectura

Luego de los poemas, fue el turno de Emilia, integrante de la Campaña por el Aborto Legal en nuestra provincia. Fue quien nos invitó a participar en la vigilia. Leyó un relato verídico de una mujer muy joven obligada a abortar en la clandestinidad en La Rioja. La carta, hacia el final, pronunciaba: “Entiendan que a mí me obligaron a abortar y fue horroroso. Obligar a parir es igual de horroroso”. Era inevitable no llorar, mujeres nos abrazábamos, por dolor, por empatía, por deseos de que esto no vuelva a repetirse. Podés leerlo acá.

emi
Emilia, leyendo el relato verídico de una mujer en La Rioja obligada a abortar en la clandestinidad

Pasaron las horas y compartimos un guiso comunitario. Curiosamente, cuando la pantalla financiada por el gobierno que estaba en la Iglesia Catedral mostraba en vivo los discursos de los senadores que apoyan el proyecto de ley, cortaban la transmisión, y ponían vídeos de fetos bailando en úteros, de Agustín Laje o repetían las grabaciones de los discursos de los senadores en contra. En esos momentos, teníamos que juntarnos a seguir el debate en vivo en una pequeña pantalla proporcionada por la Campaña por el Aborto Seguro, Legal y Gratuito en La Rioja.

Fue muy significativo que el espacio de la plaza principal de libre circulación fuera copado por las personas a favor de la ampliación de derechos. Los que están en contra, se quedaron encerrados tras las rejas de la Iglesia Catedral.

Hoy no se cierra nada, esta lucha comenzó y no termina, dijo una de nuestras compañeras al finalizar la lectura de poemas.

Todavía no se logró. No fue el 8 de agosto. Pero será mañana, será algún día.

Será ley.

 

Por: Ánima Fugitiva y Almendra 

Fotografía de portada: Paula Abarca

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *