Curtiembre: contaminación vs alternativa productiva

La Curtiembre de Nonogasta, a cargo de la empresa Curtume, sigue generando contaminación ambiental con los residuos provenientes de su actividad. A fines del mes de octubre, un informe técnico de Prefectura Naval, solicitado por la Justicia, arrojó que la empresa sigue contaminando. Del otro lado del mapa provincial, la Cooperativa El Monte realiza hace 10 años un proceso vegetal de curtido. Su presidente, Leonardo Fernández asegura que “se puede producir sin contaminar, modificando el sistema”

La investigación provincial sobre la contaminación ambiental de la Curtiembre de Nonogasta, gestionada por la empresa Curtume, sigue avanzando. Un informe técnico, dado a conocer a fines del mes de Octubre, realizado por Prefectura Naval a pedido del Juez que lleva adelante la causa, arrojó que los valores de cromo, ácido sulfídrico, fenoles y demanda de oxígeno hallados en las muestras están por encima de los niveles permitidos por la ley Nº 23.051 de Residuos Peligrosos.

A partir de este resultado, la Asamblea El Retamo -querellante particular en la causa- pedirá a la Justicia que clausure preventivamente a la curtiembre hasta tanto la empresa demuestre científicamente que ya ha dejado de contaminar.

«Estamos muy preocupados por lo que ha arrojado esta pericia que ha realizado el cuerpo médico y que responde a criterios científicos. Las muestras se tomaron el pasado 23 de agosto, se levantaron las muestras en la sede de la empresa y el resultado es alarmante porque a pesar de los esfuerzos que pueda haber hecho la empresa no han sido suficientes y esto lo que viene reclamando y denunciando la asamblea», afirmó Pablo Sánchez Latorre, abogado de la Asamblea El Retamo, en una entrevista brindada en La Mañana de La Red.

 

Una alternativa: cambiar el modelo productivo

Desde el otro lado del mapa provincial, en Chepes, la Cooperativa el Monte,  viene trabajando el curtido cuero con método vegetal hace ya 10 años.

La curtiembre El Monte nació con el objetivo de recuperar el recurso del cuero de cabra que era desechado por los productores cabriteros de la zona. Además de brindar una alternativa de trabajo en la cabecera del departamento Rosario Vera Peñaloza. Desde un primer momento la idea fue trabajar con productos y sistemas de curtido que no dañen el medio ambiente ni a los trabajadores y trabajadoras de la Cooperativa.

Leonardo Fernández, recientemente electo concejal y presidente de la Cooperativa nos explica que El Monte tiene dos áreas: curtido y marroquinería. “Existen dos tipos de curtido el mineral y el vegetal. Dentro del mineral existe una diversidad de métodos, y en el vegetal también. Nosotros utilizamos un método vegetal, porque está más ligado a lo ecológico y artesanal”.

Las modalidades de curtido se relacionan al objetivo final o uso que tendrá ese cuero. En el caso de la industria suele priorizar el curtido mineral que es aquel que se utiliza para la industria automotriz mayormente.

Sin embargo, señala Fernández “se puede hacer producción a gran escala con curtido vegetal. Además los residuos del curtido vegetal son orgánicos, en su mayoría. Por ejemplo, El Monte utilizan la cal, y el agua que se utiliza se filtra, y se reutiliza. También utilizan fermento con derivado de trigo, que es fertilizante para las plantas, o el tanino que es orgánico, favorece a la tierra y a las plantas”.

Estudios del Programa Iberoamericano de ciencia y tecnología para el Desarrollo, han demostrado que se puede llegar a terminaciones curtido con el método vegetal. VER INFORME

En este sentido Fernández hace una observación: “El tema aquí es de donde se saca el tanino, la gran industria es muy depredadora, por eso aquí es importante ver como se extrae el tanino, sin dañar tanto la vegetación”, y señala “Lo que como cooperativa venimos cuestionando es la industrialización y la concentración. Consideramos que no es necesario montar una gran estructura para resolver volumen, lo que pensamos que debería hacerse es replicar unidades pequeñas, como Cooperativa El Monte, que ocupen mano de obra local. En lugar de algo concentrado, horizontalizar, a partir de varias unidades más domésticas. Permite aprovechamiento de materias primas locales, mano de obra, control de residuos, etc.”

La experiencia de El Monte, al igual que muchas cooperativas productivas de la Provincia, nos muestran cómo las decisiones políticas respecto de cómo se produce, son claves para el cuidado y puesta en valor de nuestras comunidades y nuestro ambiente.

 

APROSLAR y FESPROSA ante la denuncia de contaminación

La Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA) viene sosteniendo desde su creación viene vinculada a las luchas contra los agrotóxicos, la megaminería contaminante “y todo aquello que pueda dañar la salud de la población”, como lo señalan en un comunicado emitido a propósito de los resultados públicos del informe de la Curtiembre. En este sentido, expresaron “esta Federación junto al gremio APROSLAR tiene una gran preocupación por la contaminación que provoca la curtiembre Curtume de Nonogasta”, y por lo cual anunciaron que tanto la Federación como el gremio APROSLAR avanzarán y profundizarán la investigación.

En el marco de estas medidas se reunieron con el Secretario Instructor de la causa Dr. Daniel Ibarlin. “Los cuatro profesionales representantes del gremio Nacional y Provincial conversamos alrededor de una hora, quién recomendó que solicitemos una entrevista con la Fiscal Federal que lleva esta causa la Dra. Virginia Miguel Carmona. La fiscal  nos recibió amablemente y nos aclaró el estado de la causa, la gravedad de la situación y la falta de inversión”. También se concretó una reunión con el secretario de Ambiente Dr. Santiago Azulay

Cabe mencionar que actualmente “la Asociación de Profesionales de la Salud junto a la Federación Nacional, “está considerando la posibilidad de constituirse en querellante de la causa para seguir de cerca la causa y actuar correspondientemente”, según adelantaron en u comunicado .

 

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *