EDUCACIÓN: ¡Atención!, en este sector hay trabajadores precarizados

Esta mañana, trabajadorxs pertenecientes a la Planta PIL de Educación se movilizaron hacia el Ministerio para reclamar nuevamente que se cumpla un acuerdo firmado por el Ministerio y la Secretaría de Empleo de la Provincia hace dos años, a través del cual se blanquearía su relación de dependencia. Tras una audiencia, el ministro Juan Luna se comprometió a brindarles el mismo aumento que recibirán los estatales en abril, garantizar su pase al Ministerio de Educación y su reempadronamiento.

En el 2016, trabajadores y trabajadoras beneficiarios de los denominados Programas de Inserción Laboral (PIL), realizaron un acampe frente a la Legislatura provincial para exigir mejores condiciones laborales. Trabajadores y trabajadoras llevaban varios años –entre 15 y 5- trabajando en diferentes áreas del Gobierno Provincial, o Municipal, con sueldos que no superaban los cuatro mil pesos.
Fue en este marco que el Ministerio de Salud se comprometió al pase planta del total de trabajadores PIL, por antigüedad y necesidades del sistema. Por su parte, desde el Ministerio de Educación, conjuntamente con la Sub-secretaría de Empleo de la Provincia, se acordó una equiparación gradual de la Quincena, durante el 2017, y “pase a planta orgánica del Ministerio”, según dice expresamente el acuerdo.
“Lxs trabajadorxs PIL cobraran mil 900 pesos de quincenita, con la firma de este acuerdo a fines del año próximo estarán en igualdad con el resto de los empleados estatales”, expresaba satisfecha Silvia Amarfil, Subsecretaria de Empleo de la Provincia, con la promesa de tratar durante el 2017, otros reclamos tales como el pase a planta.
Es en este marco, y a casi dos años de aquel acuerdo, con sueldos que hoy siguen bajo la línea de pobreza, es que trabajadoras y trabajadores PIL se declararon en estado de alerta y movilización, y marcharon este viernes hacia el Ministerio de Educación donde realizaron una ruidosa protesta, mientras esperaban ser atendidos por el Ministro Luna Corzo.
Norma Ruarte, una de las trabajadoras damnificadas por esta situación, manifestó en Radio Voces: “el Ministro solicitó realizar un nuevo petitorio, el cual fue presentado el pasado lunes. En el mismo se aclaraba la situación de nuestra pertenencia hacia el Ministerio de Educación, ya que aparentemente hay una confusión respecto a la pertenencia de los trabajadores a Empleo”, y agregó “pedimos, reclamamos, que se cumpla el acuerdo que firmamos en Noviembre de 2016, en el cual la señora Amarfil y el Ministro, se comprometieron a que los trabajadores eran pasados a planta permanente y se les equipararía la quincenita”.

Tras la audiencia
Luego de la reunión mantenida esta mañana, la cual se extendió hasta pasadas las 13:00 horas, el Ministro de Educación se comprometió a “otorgar los mismos aumentos que se otorgue a los trabajadores estatales. Además de garantizar el pase a dependencia del ámbito del Ministerio de Educación, y se volvió a reiterar el compromiso de equiparación de quincenita”, según nos detalló Ruarte.
Una vez ingresados a planta del Ministerio se realizará un re-empadronamiento para realizar una re-categorización de aquellos trabajadores y trabajadoras que efectivamente están haciendo cumplimento de sus tareas.

“Vamos a seguir en la lucha, hasta que se cumplan todas estas promesas”, aseguró Ruarte.

Los PIL son trabajo precarizado
Pese a las declaraciones de la Su-secretaria de Empleo provincial, Silvia Amarfil, quienes hoy ocupan un cargo dentro de la denominada “Planta PIL”, perciben la mitad de sueldo que un trabajador o trabajadora de la Planta del Estado, no tienen los mismos beneficios de licencias por situaciones de salud, familiares o personales, y no han sido reconocida sus antigüedades, que en algunos casos superaban los 10 años de servicio.
“Son los trabajadores que tienen el sueldo más bajo de la administración pública”, reconoció Amarfil en el 2016, advirtiendo asimismo que la “Planta PIL fue creada para cubrir necesidades de cumplir convenios que se firmaron con Nación”. Es que, según lo establecido por la creación del Programa, las contrataciones a través de éste programa no podían superar los 12 meses.
De alguna manera dicha planta se convirtió en una legalización de la precariedad.
Hoy, un trabajador o trabajadora PIL perciben un salario básico de 6 mil pesos y 2 mil 400 pesos de quincena, cuando la Canasta básica alimenticia en enero, según el INDEC, alcanzó los 6780 pesos, a lo cual hay que agregar servicios, lo que lleva la Canasta a unos 17 mil pesos. Entonces, ¿si esto no es precarización, la precarización que es?

 

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *