El lado oculto del “18F”

El pasado miércoles 18, se llevo a cabo la tan difundida marcha por Nisman, 18F. Con una convocatoria que dice haber tenido al menos 400.000 personas, bajo una torrencial lluvia que fue ideal para darle un toque dramático y excéntrico a lo que dicen por ahí, fue muy parecido a nuestra primera revolución, allá por 1810. 

Aunque la comparación tal vez sea demasiado exagerada, los paraguas, la lluvia, los fiscales con un cartel nada artesanal y los medios y su cobertura bastante persistente, hizo parecer que la Argentina se estaba levantando otra vez contra el autoritarismo. Y no es que no sea cierto, no es que la presidencia actual sea la representación fiel del pueblo, pero tampoco lo fue lamentablemente esta marcha, aunque hayan utilizado todos sus recursos (que son bastantes) para hacerlo parecer así.
Sin embargo, no muchos tienen las herramientas para darse cuenta de lo que hay detrás de todo. Y no es que haya que generalizar, porque tal vez mas de la mitad de las personas que asistieron en todo el país, realmente estaban exigiendo un cambio y un paro a la corrupción, pero lo que no sabían es que estaban siendo utilizados, por algunos poderosos que quieren tirar del trono a la reina K. Al parecer Nisman generó toda un clima, ideal, para lograr el objetivo de estos.
En “Noticias con Mate” no podíamos dejar de tratar el tema, aunque no con la visión general. Alejandro Perez, miembro de una de las organizaciones firmantes del documento “Yo No Marcho el 18F”, nos hablo un poco de como funcionó todo el show y como lo ve la realidad popular, osea, el verdadero pueblo.
“Los que se dicen ser representantes de la justicia no representan a la clase trabajadora y son cómplices de los políticos. No creemos que sean la alternativa del gobierno actual. Lejos esta movilización de representar a la clase trabajadora de los argentinos, mas bien a los sectores poderosos que se están disputando el poder y utilizando esta “justicia por Nisman” como una marcha opositora”
Alejandro explicó que en realidad lo que están representando son los intereses de una justicia ligados a ciertos intereses de la burguesía. Se están olvidando de todos los crímenes corruptos ocurridos en democracia: violaciones, asesinatos de jóvenes en los barrios populares de mano de la fuerza policial, donde la respuesta judicial siempre es defensora de los intereses poderosos y policiales.
Ademas, hizo una declaración, una conclusión a la que no muchos llegaron y la cual da mucho que pensar.
“La movilización demuestra la clara relación de estos fiscales con Estados Unidos (la CIA) e Israel y la manipulación que realizan estos sobre nuestro país. Se lo demostró cuando WikiLeas filtro documentos, donde Nisman recibida ordenes directas de Estados Unidos culpando a Irán del atentando a la AMIA. Entonces que tipo de credibilidad puede tener la “justicia”.
En realidad no se sabe si fueron exactamente 400.000 personas, tal vez fue otra estrategia para darle crédito a la marcha, o no, pero lo que es seguro y no sorprende, es la capacidad de la derecha de mover personas. Alejandro comparo esto con el clima antes de los golpes militares, donde la clases mas poderosas generaban estos reclamos y movilizaciones, pero sin caracterizar esto como un golpe, dijo que “es claramente un proceso de desgaste a una agenda contra el gobierno que pretende generar un clima para el próximo gobierno, consolidar una justicia mucho mas represiva y clasista, representando a los sectores mas poderosos de la sociedad”.
Finalmente hablo sobre como se ve esto a futuro y que significa para el sector popular de la sociedad:
“Las organizaciones populares tienen como desafió prepararse para esto, generar una alternativa política y social distinta. Tenemos que prepararnos para reducir los embates que nos van a dar las políticas de ajuste del 2016  respaldado  por un aparato represivo mas preparado con un consenso social mucho mas fuerte”.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *