Paredes Urquiza destina fondos del Municipio para marcha contra el aborto legal seguro y gratuito

El pasado miércoles 1 de agosto se dio a conocer a través de las redes sociales, el decreto nº2379, del ejecutivo municipal, donde impulsa la participación a la marcha “Por la vida”, convocada  por la Asociación Esperanza y grupos  antiderechos vinculados a la iglesia católica de la provincia, “en vigilia federal y en apoyo de los senadores en contra de la despenalización del aborto”, según dice el texto oficial, donde se otorga un “permiso especial” a  les trabajadores de la Administración Municipal para que puedan participar de la marcha y el transporte municipal sera gratuito si se lleva pañuelo celeste.

Este decreto  firmado por el intendente, Alberto Paredes Urquiza, despertó el mas amplio repudio de la población riojana y de diferentes organizaciones sociales y políticas, que afirman que la medida es autoritaria y anti-democratica, ya que el jefe comunal no puede a través de una institución pública y con el uso de recursos del estado  promover una postura que no es la de toda la ciudadanía.

A su vez, trabajadores municipales que acompañan la aprobación de la  ley de interrupción voluntaria del embarazo, realizaron una presentación donde le exigen a las autoridades municipales, asueto para participar de las actividades que se realizaran en la Universidad Nacional de La Rioja este viernes  03 de agosto a partir de las 16.00 horas, en el anfiteatro 17 de octubre, denominado“Conversatorio hacia el 8A: Nuestro Derecho ¡Será Ley! “.

El repudio por amplia mayoría social obligo al intendente, Alberto Paredes Urquiza, a moderar su posición con respecto a este tema  y ante medios de prensa locales, aseguro que:”El municipio como institución no tomará posición publica”.

Desde la Campaña Nacional por el Derecho a Decidir Regional La Rioja, sostuvieron en un comunicado que: “Repudiamos enérgicamente que, con este decreto y otras acciones similares, el Intendente Paredes Urquiza destine recursos y fondos públicos a favor de una movilización que desoye el derecho de la mujer de poder decidir sobre su propio cuerpo, la empuja a la maternidad obligatoria y a la clandestinidad del aborto. Estas acciones por parte del Intendente y varios intendentes del interior, así como también distintos funcionarios públicos de la provincia, representan un atentado directo hacia las mujeres que se encuentran en una situación de abandono por parte del Estado. Este decreto es tomar postura política sobre la problemática del aborto ignorándolo y obviando a todxs lxs ciudadanxs que luchamos por su legalidad”.
“Exigimos que el gobierno de La Rioja deje de negar la realidad del aborto clandestino y las muertes de las niñas y mujeres en la provincia”.

Por su parte desde el espacio de mujeres del Frente Riojano de Organización Popular, emitieron un documento donde aseguran que el decreto que impulsa el titular del municipio capitalino es: “una postura ideológica conservadora, moralista. Esta decisión, de manera similar a la declaración de meses atrás del Consejo Deliberante, resultan inconsultas, autoritarias, medidas que dañan la democracia.

“Vemos como estos sectores no sólo no escuchan la demanda de las mujeres organizadas que desde hace décadas venimos reclamando que la legalización de aborto sea contemplado y reconocido como un derecho humano de las mujeres y personas gestantes, como un tema de salud pública y no religioso, ni moral, sino que además hacen uso del Estado para favorecer la organización de ciertos sectores sociales reaccionarios a la ampliación de derechos. Actitud vergonzosa, antidemocrática”.

“Es el colectivo de mujeres y personas gestantes, de profesionales de la salud, de docentes, estudiantes, comunicadorxs, artistas que desde hace meses en La Rioja viene propiciando y solicitando se generen debates, conversatorios, audiencias públicas que permitan abordar el tema con argumentos que superen las posturas religiosas, prejuiciosas y sesgadas, que permitan un abordaje desde la realidad de la problemática que hoy significa el aborto clandestino para la salud de las mujeres. Sin embargo desde la esfera gubernamental, desde quienes dicen representar al pueblo riojano, no sólo se impidió estas instancias, sino además se persiguió a trabajadoras, docentes, estudiantes que manifestaron su postura a favor de la ley de interrupción voluntaria del embarazo”.

“En La Rioja, donde se gestaron las más valientes de las luchas contra el poder hegemónico, hay mujeres que valiente, concienzudamente, hoy deciden frente a un Estado que las invisibiliza, levantar la voz y decir: Educación Sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir”.

 

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *