El tribunal postergó la sentencia en el juicio contra la policía por balear a comunicadores de la RNMA

El 13 de marzo de 2013 fueron baleadas tres personas en la represión que desalojó a los manifestantes que resistían en la toma de la Sala Alberdi en la Ciudad de Buenos Aires. Dos de las víctimas son comunicadores populares que integran la Red Nacional de Medios Alternativos. El veredicto se iba a leer este miércoles, pero esta misma tarde, a horas de la cita, el tribunal notificó la postergación hasta el 6 de junio. María del Carmen Verdú, dirigente de CORREPI y abogada de la querella, solicitó veinte años de prisión por tentativa de homicidio. El fiscal, en cambio, solicitó tres años y tres meses.


La defensa 

“El alegato de la defensa institucional de la Policía Metropolitana terminó planteando algo que nos sorprendió a todos porque dijo: ‘¿Saben quién tiene la culpa de que hayan terminado baleados Ruffa, Fumaroni y De Los Santos? Un loquito suelto’. Treinta años al pedo me he pasado gritando que no es un policía, es toda la institución, no es un loquito suelto, no es un psicópata reclutado por error, es una política de Estado, a las Fuerzas de Seguridad las dirige el poder político de turno, para que este tipo venga a decir que fue un loquito suelto”, señaló Verdú con cierta ironía. “Lo que señala este buen hombre es que Ledesma y Acosta sostienen que no dispararon porque eran escalón sanitario. No se entiende por qué aparecen en los videos llevando escopetas si eran enfermeros. Lo que hacen es echarle la culpa a Pereyra de la Rosa, al que sin nombrar tildaron de loquito suelto”, informó sobre la estrategia de los defensores de la Policía. “Él dice que no estaba en el lugar, parece que otro estaba con su uniforme, su casco, sus antiparras de silicona, su escopeta 1270 parado en el lugar que le correspondía a él. Se han pasado la pelota, Pereyra dice que fueron Acosta y Ledesma y Acosta y Ledesma, que fue Pereyra”, explicó Verdú acerca de los tres acusados que integraban en aquel momento la Metropolitana y hoy son parte de la Policía de la Ciudad.

Fiscalía

“Desde lo técnico, que se incriminen genera un problema para el Tribunal porque estamos hablando de proyectiles múltiples que no permiten identificar qué arma los disparó excepto que se tenga el cartucho. Acá tenemos a tres heridos y tres tiradores que, como tuvieron que reconocer los abogados de la Policía, iban con las escopetas, estaban en el lugar y no pudieron desmentir que alguien tiró con plomo y no fueron precisamente los manifestantes”, aclaró la abogada de CORREPI.
La fiscalía, si bien siguió la línea de la querella en cuanto a qué ocurrió, no calificó los hechos como tentativa de homicidio, por lo que solicitó bajas penas: “La fiscalía no acompañó el pedido de condenar por tentativa de homicidio junto a CORREPI. Vaya uno a saber qué pasó. Lo cierto es que de manera verdaderamente sorpresiva y contrariando toda la prueba que se produjo durante el debate, el fiscal Omar Ciruzzi empezó su alegato, primero apoyándose en todo lo que nosotros dijimos y en los videos que exhibimos y terminó diciendo que no tenía suficientes herramientas para sostener la acusación que había formulado en la instrucción el fiscal que requirió la elevación a juicio, la de homicidio en grado de tentativa calificado por la condición de funcionarios públicos de los tres imputados”, definió Verdú sobre el carácter técnico de la acusación. “A nosotros no nos llamó demasiado la atención porque algunas preguntas que había hecho en la primera jornada cuando declararon De Los Santos y Ruffa apuntaban en esa dirección de ir sólo por un abuso de arma y lesiones pero realmente, a juzgar por lo que acreditamos a lo largo del debate y su acuerdo con la descripción de los hechos, deja un olorcito a ‘quién te llamó por teléfono y te dijo qué'”, analizó y agregó: “El fiscal pidió para los imputados tres años y tres meses. No es ni siquiera el máximo de la pena posible por la figura que eligió de abuso de arma y lesiones que le permitía llegar a cuatro años. Vaya a saber qué cuenta sacó. Nosotros pedimos veinte años que es el máximo posible por la Tentativa de homicidio calificado”.

La Prueba

“La imágenes no dejan lugar a dudas. Se ven claramente los disparos y hasta pudimos demostrar en dos oportunidades inmediatamente después de los disparos que uno de los policías se retrasa en la fila y patea algo hacia un fuego que había en el medio de la avenida y otro se separó, se agachó y levantó algo del piso”, informó. “Claramente no les preocupaba que un papelito de caramelo estuviera tirado en el medio de la avenida Corrientes. Además, desgraciadamente alguna experiencia tenemos. Esa escena la vimos el 19 y 20 de diciembre y en Puente Pueyrredón, porque el cartucho permite saber de qué escopeta salió el disparo”, explicó la abogada.

La expectativa

“La pelota está en la cancha de los jueces, que están preocupados. Nosotros dijimos con mucha claridad en el cierre del alegato que este era un juicio histórico. No sólo era la primera vez que la policía Metropolitana llegaba a un juicio oral por un hecho de represión masiva sino probablemente la última y la única porque la Metropolitana no existe más y otros episodios como el Indoamericano, el Borda, el desalojo del Barrio Papa Francisco, están absolutamente congelados e imposibilitados según todo indica de llegar alguna vez a la instancia de juicio y a la posibilidad de castigo”, récordó Verdú. “Por eso dijimos, es una oportunidad histórica que tiene el Tribunal para demostrar que un fierro y una chapa no los hacen dueños de nuestras vidas, de nuestra integridad física y mucho menos es un vil de inmunidad para que anden por la vida tirando plomo contra personas desarmadas. De ahí a lo que haga el Tribunal, al que no vi muy tranquilo, de hecho ya nos advirtieron que si bien se fijó la próxima audiencia para el día 31, donde a la mañana sería la formalidad de las últimas palabras de los imputados y a la tarde la sentencia, es posible que esa fecha cambie si no tienen un resultado para ese momento”, advirtió sobre la decisión final. “Es decir, la seguimos estirando y cuando la cosa se estira es porque tienen que hacer alguna consulta”, explicó.
“Cuando nos propusimos avanzar con esta causa a penas supimos lo que había sucedido con los compañeros, sabíamos que iba a ser muy difícil llegar a juicio, sin embargo lo hicimos. El haber logrado que se realizara este juicio con las enormes dificultades que tuvimos en el camino, con suspensiones con absurdos argumentos como problemas de agenda cuando el inicio del debate estaba fijado hacía nueve meses”, destacó Verdú. “En cada una de las audiencias desde el 10 de mayo estuvimos con la presencia de compañeros y compañeras de increíble valor por su representatividad, por lo que significan en la pelea por las libertades individuales, por los derechos de todos y todas, por la lucha por la vigencia de los derechos humanos, por la pelea antirrepresiva como la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos, Madres de Plaza de Mayo de Línea Fundadora, agrupaciones sindicales, políticas, culturales, de todo tipo y el trabajo arduo y permanente de las organizaciones que impulsamos la causa: la Red Nacional de Medios Alternativos, el Frente Juvenil Hagamos Lo Imposible y CORREPI”, enumeró. “Que hayamos tenido sala llena y gente en el pasillo que no pudo entrar en todas las audiencias ya es un triunfo de la movilización y la lucha que puso en escenario este juicio. Entonces, independientemente de lo que resuelvan los jueces acá quedó acreditado que a los compañeros los balearon con plomo, que los únicos que tiraron fueron los policías metropolitanos y que si no hay condena, hay una decisión política de ampararlos y protegerlos”, aseguró. En relación a la cobertura de los medios de comunicación, la abogada se pronunció: “Hay un importante blindaje mediático. Hoy tuvimos la alegría de que se acercaran los compañeros del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA) y entre ellos había compañeros y compañeras que han estado difundiendo la causa como los de Tiempo Argentino que sacaron importantes notas, los de Página/12 pero para los medios del sistema está prohibido hablar del juicio a la policía de Macri”, consideró.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *