“Estamos enfrentando al mismo estado que secuestró, desapareció y mató a Luciano”

En el marco de la movilización realizada el pasado sábado a 10 años de la desaparición forzada seguida de muerte de Luciano Arruga, hubo un momento de solidaridad entre las familias de las victimas de la represión y trabajadores de Interpack, que el pasado 4 de diciembre ocuparon la Planta I denunciado el vaciamiento de la empresa y exigiendo la reincorporación de los 11 despedidos.

Ya son 11 los despidos en la fabrica, algunos con mas de 10, 20 o hasta 30 años de antigüedad. Las y los trabajadores vienen denunciando que los despidos por parte de los directivos de la planta, del grupo Zupan, son sin causa alguna.El pasado 19 de diciembre, dos semanas después de ocupar la fabrica y no tener respuesta alguna se movilizaron al centro porteño donde fueron reprimidos con palos y gases. En este contexto, Emmanuel Ortiz, delegado de la comisión interna de Interpack, identificó un elemento común tanto para los jóvenes en los barrios, entre ellos Luciano Arruga, como para la clase trabajadora que enfrenta las medidas de ajuste.

En un momento emotivo, Emmanuel recordó que Mónica, la madre de Luciano Arruga, se había acercado a colaborar con el acampe. La imagen de Mariano Ferreyra en el acampe de Interpack también refleja lo expresado por Emmanuel, donde el aparato represivo (mediante la policía, o tercerizado con patotas patronales) puede asesinar tanto a un pibe en un barrio que se niega a robar para la policía como otro joven que se solidariza con trabajadores que reclaman condiciones dignas de trabajo.

Fuente: AnRed.

 

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *