Finalmente, el gobierno mandó al Congreso el “reperfilamiento” de la deuda

Desde la oposición, el jefe de bloque del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, propuso tratarlo después de las elecciones.

El Gobierno Nacional giró el jueves por la noche a la Cámara de Diputados el proyecto para reestructurar los pagos de la deuda pública bajo legislación argentina.

Si bien este default selectivo fue presentado a fines de agosto por el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, el gobierno envió el proyecto a las 20.40 del jueves a la cámara baja para comenzar a ser tratado.

El texto incorpora el concepto de cláusula de Acción Colectiva a los bonos emitidos bajo legislación argentina, que le permite al gobierno abrir una renegociación por esos títulos para cambiar los plazos de pago de unos 32.000 millones de dólares. Allí, el Ejecutivo agrega «las herramientas legales para proceder a la modificación de los términos y condiciones de los títulos representativos de deuda pública nacional, mediante el consentimiento de una mayoría calificada de sus titulares, de manera concordante con lo previsto en las emisiones efectuadas bajo legislación extranjera”.

El presidente del interbloque Cambiemos en la Cámara de Diputados, el radical Mario Negri, dijo que el proyecto que envía el Gobierno «es la oportunidad histórica que tienen las fuerzas políticas representadas en el Congreso de dar una señal de seriedad y compromiso con el futuro de los argentinos»

«El resultado del debate parlamentario será una ley que necesitará el próximo presidente, sea quien sea quien gane las elecciones. Por eso mismo se precisa de la responsabilidad de todas las fuerzas políticas», agregó.

El jefe de bloque del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, por otro lado, señaló en declaraciones a Futurock que nadie se acercó a consensuar el texto » así que no hay ningún tipo de compromiso con esa iniciativa».

«Nadie se acercó a acordarlo con nosotros y nuestro único compromiso es con la situación económica que viven los argentinos, lo que hay que analizar con mesura y prudencia», puntualizó y agregó: “Lo razonable es tratarlo después de las elecciones, ya que además se trata de vencimientos del año que viene».

El texto dirigido al presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó, lleva la firma del presidente Mauricio Macri, el jefe de Gabinete, Marcos Peña y de Lacunza. Uno de los principales artículos es que incorpora el concepto de Acción Colectiva para los bonos argentinos, para equipararlos con los extranjeros, lo que implica que si hay acuerdo del 66 % de los bonistas el resto debe aceptar la propuesta de reperfilamiento de esos títulos.

La propuesta no incluye una reestructuración sino que sienta las bases para que el Ejecutivo convoque a los acreedores y comience a negociar la oferta.

 

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *