Informe especial: Profesorado Pedro I. De Castro Barros

Lxs alumnxs del Instituto Superior de Formación Docente Continua (ISFDC) Pedro I. De Castro de Barros aún se encuentran tomando clases en la calle, en el acampe que sostienen por calle Pelagio B Luna, frente al edificio de la ex-escuela Normal, convertido actualmente, a pesar de no haber dejado de ser un espacio público, en un paseo comercial. 

 En la mañana del lunes 21 de Abril, las diputadas provinciales por el bloque “La vida no se negocia” Lucía Ávila y “Fuerza Cívica Riojana” Marta De León, hicieron un recorrido por las instalaciones de la ex-escuela Normal Pedro I. de Castro Barros, actual paseo comercial. El objetivo era contabilizar los espacios (aulas) disponibles para ser ocupados con el dictado de clases del ISFDC Pedro I. De Castro Barros, ya que el edificio que ocupaban hasta comienzos de año, aún no se encuentra en condiciones de ser ocupado por fallas estructurales gravísimas. Ésto nos decía la diputada Lucía Ávila en una comunicación sostenida con éste medio “Nos dimos con la sorpresa que hay actualmente 15 (Quince) espacios áulicos, con los que se solucionaría el problema de lxs chicxs del profesorado. Se nos habría dicho, en un primer momento, que eran sólo 2 (Dos).” Por otra parte, nos informaba también sobre las respuestas recibidas de parte del ejecutivo provincial sobre el porqué no se cederían los espacios a lxs alumnxs “Nos dicen que dada la antigüedad del edificio, la actividad áulica lo dañaría. Es incomprensible la respuesta que dan, ya que para la refacción del mismo se habrían utilizado fondos que la nación destina para educación”  
Según informes de un arquitecto y un técnico en seguridad e higiene puestos por parte de alumnxs y docentes (Que compartimos a continuación, las paredes del edificio sito en calle Copiapó 147, que se habría cedido al profesorado luego de desalojarlos del edificio de la Escuela Normal, aún 
se encuentran electrificadas, las grietas, por la posición y la forma, podrían derivar en derrumbes, no hay suficientes extintores de fuego (Matafuegos) para la función que el edificio cumple actualmente, entre otras tantas irregularidades. Recibido el informe, lxs alumnxs procedieron a clausurar el mismo, ya que el Ministerio de Educación insiste en que deben tomar clases en ese lugar, haciendo caso omiso a lo que dichos informes rezan. En comunicación con éste medio, Soledad, vocera de lxs alumnxs del ISFDC Pedro I De Castro Barros, nos informaba lo siguiente “Hay presiones de parte del Ministerio de Educación sobre la rectora del instituto, para denunciarnos penalmente por la clausura del establecimiento de calle Copiapó  y desalojarnos por la fuerza”. Con respecto al edificio del actual Paseo comercial/cultural Pedro I de Castro Barros nos contaba lo siguiente ” No entendemos porqué la negativa de dejarnos usar el edificio que era nuestro, de donde fuimos desalojadxs por la fuerza. Es un espacio público, un edificio que fuera cedido originalmente para educación, y en cual, actualmente no se están llevando adelante actividades culturales ni educativas, sino únicamente comerciales. Nosotrxs nos vamos a mantener en nuestra postura y en el acampe, ya que entendemos que estamos en nuestro derecho de reclamar condiciones dignas para formarnos como docentes”.
Quedan las preguntas hechas a toda una sociedad que no puede ni debe mantenerse al margen de éste conflicto, ya que nos afecta a todxs como ciudadanxs “¿Continúa siendo un edificio público? ¿Se vendió a alguien para su explotación comercial? ¿A quiénes? ¿Dónde está la plata, de haber sido así? ¿Con qué fines fué vendido/cedido? Por último ¿El edificio de la escuela Normal Pedro I De Castro Barros es una SAPEM? Mientras buscamos esas respuestas, lxs alumnxs siguen tomando clases en la calle y en las aulas se sientan lxs pocxs ciudadanxs de alto poder adquisitivo a tomar helados caros y comer conejo a la jarilla…La cultura y la educación: ausentes sin aviso.

Audios:
Informes Técnicos, estado del edificio de Copiapo:

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *