Juicio por el femicidio de Romina Dia Cuatro

En la cuarta jornada del Juicio de Romina Ríos que se llevó a cabo este jueves 8 de septiembre en la ciudad capital de La Rioja declararon el hermano de Romina, Diego De la Vega, como así también lo hizo Dario Luna, joven empleado de la estación de servicio en Patquía. Pero, por sobre todo la atención estuvo puesta en los testimonios de los médicos forenses José Luis Díaz Brizuela y Enrique Bedini, dichos que se contradecían sobre algunos datos que arrojó la autopsia. Luego de la intervención de estos dos últimos testigos, el fiscal, y el mismo abogado defensor de la familia Ríos, pidieron que se coloque el agravante de alevosia a la causa de Romina, por  encontrarse con vida hasta que el imputado regresa al lugar y la prende fuego. Además se pidió que el debate se suspenda por diez días, por un lado para corroborar las pruebas que fundamenten el agravante y por otro para poder investigar las conversaciones de whatsapp entre las partes, cuestión que no entró en el periodo de instrucción de la causa.

 

El primer médico en declarar fue el Dr Díaz Brizuela, quien dijo haber encontrado restos de humo negro en la tráquea de la víctima, y que por los datos que se pueden constatar con la hemorragia y el cuadro que presentaban los pulmones y los riñones de Romina, se habría encontrado con vida hasta que Ortiz regresó al lugar y la prendió fuego. De todas formas, este relato puso en duda la veracidad de los dichos de Pepe Ortiz sobre su versión de cuando prendió fuego el cuerpo de Romina, ya que el forense alegó que quizás por la juventud de la víctima la agonía haya sido prolongada durante 48 horas, pero que eso no se pudo determinar.

En segundo lugar el Dr Enrique Bedini, afirmó que él no pudo probar los restos de humo en la tráquea, pero fundamentó que él hizo la segunda autopsia y que quizás no pudo corroborarlo por eso en esta segunda etapa, se refirió también al grado de gravedad de la herida de arma de fuego y los órganos que estuvieron comprometidos.

Ambos forenses hicieron referencia a que las pruebas de autopsia se vieron limitadas por la deshidratación del cuerpo, arrojado al aire libre en épocas donde las temperaturas superan los 40°, y además el hecho de estar incinerado.

Por último el gran interrogante entre quienes acompañamos a la familia de Romina en este juicio y en esta lucha, es ¿No es este el escenario más preciso para que la Justicia riojana avance en materia de género y avale un pedido de cambio de caratula donde se deje constancia de un claro Femicidio? El caso de Romina Ríos es un precedente por lo que pueda sentenciarse para el imputado, y por la caratula que el fallo pueda lograr. Sería un gran antecedente para poder luchar con más fuerza para que haya justicia en otros casos de Femicidio y para que la resistencia a la figura legal y social, pueda de una vez por todas ser instalada, venciendo todos los estigmas machistas de si la mataron porque “se lo buscó” o “por cómo se vestía”.

Nos reencontramos con este diario del JUICIO POR EL FEMICIDIO DE ROMINA RÍOS, en diez días cuando el debate se habilite nuevamente.

¡Seguimos acompañando a la familia Ríos, seguimos luchando por Romina, por Noelia Menem, por Dalmira Linco, y por todas! No fue un accidente, Pepe Ortiz es Femicida. ¡JUSTICIA POR ROMINA!

 

(*) Frente Riojano Antipatriarcal- Cooperativa Voces

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *