La pregunta que vuelve tras el apagón nacional: ¿por qué la crisis energética?

«El corte de luz fue mucho más que dejar a oscuras a 50 millones de personas. Nos hace reflexionar sobre la importancia que tiene la energía en nuestra vida. Y la situación crítica de nuestro sistema energético», sostuvo el Observatorio Petrolero Sur (OPSur), que en diciembre de 2016 realizó el informe «¿Por qué la crisis energética?» junto con el Colectivo Audiovisual Vacabonsai, sobre el sistema energético nacional, en base a los datos anuales del Ministerio de Energía y Minería. «En Argentina tenemos un sistema energético no equitativo, muy contaminante y poco democrático. Esto impide que la energía pueda servir para cubrir nuestras necesidades básicas y mejorar nuestra calidad de vida», son las conclusiones del informe, que vuelve a actualizarse a raíz de los sucedido.

Luego de la conmoción que generó el apagón nacional que afectó a unas 50 millones de personas de casi toda la Argentina y parte de Uruguay el domingo pasado, el Observatorio Petrolero Sur (OPSur), que realiza un seguimiento y análisis de las problemáticas en torno a los modelos de generación de energía y sus impactos ambientales, recordó en su cuenta de Twitter un informe titulado «¿Por qué la crisis energética?», realizado y publicado en diciembre de 2016 junto con el Colectivo Audiovisual Vacabonsai, sobre el sistema energético nacional, en base a los datos anuales del Ministerio de Energía y Minería.

«El corte de luz fue mucho más que dejar a oscuras a 50 millones de personas. Nos hace reflexionar sobre la importancia que tiene la energía en nuestra vida. Y la situación crítica de nuestro sistema energético«, sostuvo OPSur, que volvió a recordar el informe sobre la matriz energética argentina, cuyas conclusiones globales sostienen que «en Argentina tenemos un sistema energético no equitativo, muy contaminante y poco democrático. Esto impide que la energía pueda servir para cubrir nuestras necesidades básicas y mejorar nuestra calidad de vida»

Asimismo, el observatorio agregó: «Este corte de luz nos hace pensar en lo profundamente inequitativo del modelo energético y el sistema económico que sostiene. De ahí la necesidad de discutir dicho modelo desde el campo popular».

En ese sentido, recordó también su libro de acceso gratuito «Soberanía Energética, propuestas y debates desde el campo popular»donde remarca que «las formas de extracción/producción, generación, distribución y consumo de energía son la base del modelo de desarrollo y acumulación de un país. La orientación que tenga el sistema energético habla de los objetivos que persigue el modelo económico, entonces este debate es profundamente político y sus alcances pueden llegar a cuestionar las bases mismas del modelo».

En su introducción el libro diagnostica que el sistema energético actual «está orientado para la ganancia de unas pocas empresas petroleras, eléctricas y transportadoras, dejando traslucir el problema de las relaciones sociales detrás y dentro del modelo energético». Y agrega que «la lucha por modificar estas relaciones sociales, entonces, es una disputa eminentemente anticapitalista y ataca uno de los pilares de este sistema».

Asimismo, sostiene que el enfoque crítico de la matriz energética del país tiene como horizonte «la construcción de un nuevo sistema social, puede ser conceptualizado dentro del Ecosocialismo, que dispute de manera directa con los intentos de lavados de cara que promueven la batería de herramientas del ‘capitalismo verde’, al mismo tiempo que le da sustentabilidad y futuro a nuestra especie y a los ecosistemas de los que somos parte o debemos preservar». En ese sentido, asegura: «este proceso es imposible sin el control de los medios de producción por parte de los pueblos«.

Fuente: ANRed

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *