“Los habitantes de los territorios necesitan un poco respecto a la dignidad”

El pasado 23 de junio se firmó en La Habana, Cuba, el Cese al Fuego en Colombia, tras 52 años de enfrentamientos y lucha revolucionaria que, según el Diario el Espectador de Colombia dejó como saldo 260 mil muertos, 45 mil desaparecidos y 7 siete millones de desplazados. En este marco, Voces por la Memoria dialogó con Miguel de Miranda, referente campesino de Monte de María, uno de los territorios más afectados por el conflicto armado.
Descargar AUDIO

Voces Por la Memoria: Más allá del actual acuerdo de ‘alto al fuego’, por su experiencia en Monte María, ¿qué es para Uds. la Paz para Colombia?

Miguel Miranda: Creemos que el Gobierno debe tener más en claro las posibilidades de ofrecer a las víctimas de cada territorio lo que necesitan, como el poder retornar a los territorios sin ningún tipo de restricción o de corrupción interna del mismo Gobierno que, en pocas palabras se roban los recursos de las victimas también, y eso como que el Gobierno no lo tiene claro.

Las alternativas no deberían ser solo para los desmovilizados sino para todos los territorios que sufren la guerra. Entonces antes de preparar, o después de preparar, una desmovilización del conflicto deberían saber cuál es la atención a las comunidades de los territorios y garantizarle el acceso a sus derechos contemplados en las leyes, en la Constitución del País y en las normaninternacionales de derechos humanitarios.

VXM: ¿Que aportes realizan desde la Organización de Poblaciones Desplazadas y cuáles son los procesos de organización de Afro-descendiente, campesina e indígenas de Monte María, para la Paz?

M.M.: En Monte de María hemos iniciado un proceso, primero de organización de los diferentes actores que estuvieron dentro de la guerra y que no quisieron ser parte de ella, que son las comunidades indígenas, afro y campesinas. Hoy hemos iniciado un proceso conjunto de unidad para acceder a los territorios, a los derechos de ley, pero más aún enseñarle a los gobiernos que la paz de los territorios se construye desde los mismos habitantes y que ellos le demuestren a los gobiernos locales, departamentales y nacionales que es posible construir paz desde nuestros mismos territorios, que es posible dejar de mirar las diferencias de cada uno y mirar más las posibilidades de vivir conjuntamente, dejar de agredirse y dejar de pelear territorios por si solos. En pocas palabras lo que queremos demostrar al gobierno que los territorios son de todos los habitantes que viven en una región y no de unos pocos que solo se benefician del poder de la guerra para tener más poder político y económico.

VXM: Desde su punto de vista, ¿cuáles son los desafíos por la paz en una región que tiene el mayor número de solicitud de restitución de tierras y una larga historia de despojos de la tierra en el marco del conflicto armado, y que ya ha pasado por estas instancias anteriormente?.

M.M.: Todavía hay mucha deuda. Han transcurrido 10 años del proceso de desmovilización y hasta este momento el mismo Estado no ha podido garantizar el acceso y retorno de las comunidades que fueron víctimas de despojo, de los paramilitares. Hasta este momento el Gobierno no lo ha garantizado el acceso a sus derechos que están contemplados en la leyes como la Ley N° 1448 del 2011. Entonces creo que el inicio de la integración social desde las comunidades afro, indígenas y campesinas es garantizar el acceso a esos derechos. O sea, tanto afro como indígenas tienen una ley que les garantiza sus derechos.

En tema restitución las mismas comunidades hoy estamos muy dispersos y hemos buscando un proceso de fusión entre nosotros para ponernos de acuerdo para poder garantizar el acceso a los derechos.

En materia de post conflicto en Monte María, después de la guerra existe mucha deuda del Estado para poder garantizar el retorno a las comunidades y la restitución de tierras. Desde la misma Unidad de Restitución de Tierras no hay garantías para los campesinos que están en proceso de reclamación. De igual forma, respecto a los procesos administrativos y judiciales, al parecer los funcionarios y servidores públicos que colocan dentro de las unidades de reparación, no tienen en pleno conocimiento la realidad sobre los hechos que sufrieron las víctimas y están fallando en contra de ellos.

Hemos iniciado un proceso, después de un proceso de conflicto de guerra con los para-militares, y el inicio de una etapa de post-conflicto de guerra con la FARC, el Estado todavía le debe mucho a las comunidades para hacer la paz en los territorios.

Creo que la dinámica sería que el Gobierno se siente, nosotros estamos creando los espacios de inter-locución dentro de los territorios para poder acceder con los diferentes actores, no solo gubernamentales, sino también empresarios y terratenientes.

Los habitantes de los territorios necesitan el acceso a la tierra, el acceso a los derechos de ley, y necesitan también un poco respecto a la dignidad que fue víctima del conflicto armado.

VXM: Por último, queríamos que nos deje algunas palabras o reflexiones finales para las organizaciones latinoamericanas

M.M.: Un mensaje para las organizaciones y líderes sociales que están en reclamos de sus derechos que conocen de derechos humanos, y que conocen de necesidades de sus comunidades, es que nunca desfallezcan, tratar de buscar con la mejor manera el dialogo, no con la violencia, sino con la alternativa que ofrecen las mismas leyes. También buscar un mecanismo o un espacio de dialogo, de modo que permita que sus derechos o sus reivindicaciones como tal, las conozca el mismos Gobierno y no a través de intermediarios, o a través de algunas ONG que se prestan solamente como una manera de rescatar recursos. Entonces buscar la manera de que las organizaciones se empoderen de defender sus derechos, es mediar para que ese acceso, o de las responsabilidades de los gobiernos llegue a las organizaciones directa y no por intermediarios. Entonces buscar hablar con los ministerios directos, y con los gobernadores directos, y no con los funcionarios que al parecer a veces no son muy sensibles con las necesidades de la gente. Entonces yo insto siempre a organizarse de manera que podamos acceder a nuestros derechos sin violencia.

 

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *