Lucrecia Martel: «La presencia de Polanski me resultó muy incómoda»

La directora salteña, a la cabeza del jurado de la muestra, señaló que no asistirá a la función de gala del filme J’accusse: el oficial y el espía, del cineasta polaco. Polanski fue denunciado en los 70 por la presunta violación de una menor.  

Con la presencia de la directora argentina Lucrecia Martel a la cabeza del jurado principal, este miércoles comenzó la 76º edición de Festival de Cine de Venecia, la muestra cinematográfica más antigua del planeta. Y las polémicas no estuvieron al margen desde la hora cero. Es que, en conferencia de prensa, la cineasta salteña señaló que el próximo viernes no asistirá a la función de gala de J’accusse: el oficial y el espía, el último film del polaco Roman Polanski, que siempre es fuertemente cuestionado por la violación de una menor hace décadas en Estados Unidos.

Yo no separo al hombre de la obra. La presencia de Polanski (en el programa del festival) me resultó muy incómoda. Hice una pequeña investigación, con Internet, y consultando a escritoras que han tratado estos temas. Y vi que la víctima dio este caso por cerrado, no negando los hechos sino considerando que el señor Polanski había cumplido con lo que la familia y ella habían pedido. No puedo ponerme por encima de las cuestiones judiciales. Pero sí puedo solidarizarme con la víctima. No voy a asistir a la proyección de gala del señor Polanski porque yo represento a muchas mujeres que en Argentina luchan por cuestiones como esta, y no querría levantarme para aplaudir», expresó la directora de La ciénaga. Pero también señaló: «Me parece acertado que su película esté en el festival, que haya diálogo y se debatan estos asuntos».

Conviene recordar el caso: Samantha Geimer acusó en 1977 a Roman Polanski de haberla violado cuando ella tenía 13 años y él 43. El director de El pianista lo negó, luego modificó su versión y ante el temor de ir preso se fue de Estados Unidos. En marzo de 2003, Geimer perdonó públicamente al realizador, aunque confirmó la violación, de acuerdo a cómo lo había denunciado por entonces. Sin embargo, Polanski sigue siendo requerido por la justicia de Estados Unidos, motivo por el que no viaja a ese país ni a otros que puedan extraditarlo.

«Si la víctima se ve resarcida, ¿qué vamos a hacer nosotros?, ¿ajusticiarlo, negarle estar en el festival, ponerlo fuera de competición para proteger el festival? Son conversaciones pendientes de nuestro tiempo, sacar o meter a Polanski nos obliga a conversar, no es algo sencillo de resolver», explicó.

Una vez pronunciadas esas palabras, la directora dijo: «Acepté esta presidencia del jurado no por estar en Venecia con ustedes, ya que estaría mejor en mi casa, sino porque es un lugar político y este debate es muy importante en este festival. También por la obra de Polanski, que creo que merece una oportunidad, por las reflexiones sobre la humanidad que incluyen sus películas».

Horas más tarde, debido al revuelo que se armó, Martel publicó un breve comunicado donde aseguró que sus palabras «fueron profundamente incomprendidas». «Como no separo el trabajo del autor y he reconocido mucha humanidad en las películas anteriores de Polanski, no me opongo a la presencia en la competencia. No tengo ningún prejuicio al respecto y, por supuesto, veré la película como cualquier otra en la competencia», concluyó.

Luego, Martel también se manifestó acerca de la inclusión al ser preguntada por la escasa presencia femenina en la sección oficial, que cuenta solo con dos mujeres, la saudí Haifaa Al Mansour y la australiana Shannon Murphy, frente a diecinueve realizadores hombres. «No me da felicidad pero no sé de qué otra manera podemos empezar a forzar a esta industria a pensar de otra manera; esto no quiere decir que cualquier película dirigida por una mujer esté haciendo una gran lectura sobre la humanidad, pero es indudable que el cine no está representado la complejidad de la sociedad», agregó.

Si bien es baja la participación de mujeres entre las películas que compiten, no pasa lo mismo con los jurados. Además de Martel, quien lidera el jurado, también fueron nombradas la italiana Susanna Nicchiarelli en la sección The Horizons; la música y directora estadounidense Laurie Anderson en la competición Virtual Reality, y la local Costanza Quatriglio en la sección de Clásicos.

En J’accusse: el oficial y el espía, Polanski da su punto de vista sobre el caso Dreyfus. La historia del film de Polanski, quien en 1993 ya ganó el León de Oro, transcurre en 1894 y está basada en la historia del capitán francés judío Alfred Dreyfus, quien injustamente es declarado culpable de traición y condenado a cadena perpetua en la isla del Diablo. Entre las figuras que caminarán por la alfombra roja, entre este miércoles y el 7 de septiembre, se encuentran Gael García Bernal, Brad Pitt, Meryl Streep, Joaquin Phoenix, Robert De Niro, Robert Pattinson, Mark Rylance, Johnny Depp, Adam Driver, Scarlett Johansson, Luke Wilson, Ruth Negga, Gong Li, Kristen Stewart, Joel Edgerton y Timothee Chalamet, entre otros.

 

Fuente: www.pagina 12.com.ar

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *