NONOGASTA: “Estamos intoxicados, envenenados”

El gobierno Riojano realizo un análisis del suelo y el agua en Nonogasta, el cual fue enviado a la Universidad Nacional de Córdoba. Entre las muestras, analizaron la curtiembre, foco de reclamos de los vecinos desde hace ya varios años.  Sin embargo, esta decisión no fue nunca comunicada a la comunidad, que decidió llevar adelante un estudio particular en la misma universidad. Entrevistamos a una integrante de la Asamble de Nonogasta.

 La recopilación de las muestras se llevó a cabo en la tarde del viernes y estuvo a cargo de profesionales de Ambiente, del IREPCySA y especialistas técnicos de la Universidad Nacional de Córdoba.
Noticias con Mate, se comunicó con Miriam de la Asamblea de Nonogasta, quien recordaba como el secretario general de Ambiente Santiago Azulay aseguraba que no había contaminación en la curtiembre, decidiendo luego llevar a cabo estos estudios clandestinamente.
A su vez, expresó: “Nosotros hicimos también estudios, que no son prueba legal porque no pudimos acceder al escribano, pero es una prueba científica. La curtiembre tiene alltisimos niveles de plomo, de sulfuro y de BDO que es uno de los indicadores de contaminación que supera en 22,5 veces el límite permitido, nosotros también tenemos información y la vamos a contrastar con la que están analizando ahora.”
También declaró lo que los expertos interpretaron de los estudios: “La interpretación de los profesionales dice que la contaminación que nonogasta tiene, es de características de catástrofe ambiental.”
“Tenemos mucha información, pero por sobre todo aquí lo que vale es la voz de la comunidad. No le vamos a dar el carácter de sagrada a la palabra científica, lo que si le vamos a dar valor a la palabra de la comunidad de Nonogasta que es: estamos intoxicados, envenenados, contaminados, con esto que depositaron en la curtiembre por más de 30 años y tampoco  tenemos un sistema de salud que nos soporte.”
Finalmente Miriam recordó que en la semana se van a estar publicando los resultados de la Universidad de Córdoba, en la facultad de química y física ambiental. También las interpretaciones de profesionales de química y ecológica.
 

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *