Otro “Travesticidio Social”: el caso de Ayelén, la mujer trans asesinada en Tucumán

El ultimo sábado por la noche encontraron muerta a Ayelén Gómez, de 31 años, bajo la tribuna del club Lawn Tennis en Tucumán. Su madre reconoció el cuerpo, lleno de golpes y signos de asfixia. La prensa local habló primero de “una persona” asesinada y luego de “un travesti”. Ayelén había vivido en Buenos Aires donde estudió en el Bachillerato Popular trans Mocha Celis. Hace un año había vuelto a Tucumán para estar cerca de su familia. Sus compañerxs afirman que su caso trata de otro “travesticidio social”.

“Encontraron a una persona muerta debajo de la tribuna del club Lawn Tennis”, fue el título del periódico La Gaceta de Tucumán este sábado por la tarde. Recien en el interior de la nota, luego de varios párrafos, se aclara que se trataba de una mujer trans. Ayelén Gómez tenía 31 años y fue encontrada muerta bajo las tribunas de un club de rugby con muestras de golpes y signos de asfixia en su cuerpo,  posteriormente reconocido por su mamá.

Años antes, en 2012, Ayelen había denunciado a la policía de Tucumán que la detuvo al regresar en remis de un boliche. En ese momento sufrió las condiciones infrahumanas de la seccional segunda de San Miguel donde un policía la violó y otro la obligó a practicarle sexo oral. También la amenazaron  y le pidieron coima.

Posteriormente se mudó a Buenos Aires donde, durante un año, pudo estudiar en el Bachillerato Popular Trans “Mocha Celis”, a pesar de seguir en situación de calle y de prostitución. El año pasado había vuelto a su provincia natal para reencontrarse con su mamá y con la idea de continuar estudiando en el Centro Educativo Trans de Puertas Abiertas (Cetrans).

Al respecto, en el programa Enredando las Mañanas, dialogamos con Mahia Moyano integrante y estudiante del Cetrans, quien conoció a Ayelén por más de 10 años.

“Fue muy movilizante enterarnos del caso por la nota de La Gaceta, daba lastima, siempre la trataban en masculino, nunca refiriéndose a ella como mujer trans. A Ayelén la conocí hace más de 10 años, era muy alegre, linda, llena de vida”, contó Mahia.

Además recordó: “Me la encontré en Buenos Aires y fuimos compañeras del bachillerato popular mocha celis. No la reconocí, estaba físicamente cambiada, había pasado por muchas situaciones feas y no le estaba yendo bien. Cuando volvió a Tucumán supimos que quería terminar los estudios ahí pero nunca nos pudimos comunicar, fue la última noticia que tuvimos de ella”.

Por otro lado, desde un comunicado, sus compañeras del Bachillerato afirmaron que el asesinato de Ayelén es otro “travesticidio social”.

“Otro travesticidio social como tantos que se lleva día a día a compañeras y que no pueden quedar impunes. Las vuelven a matar con las actas policiales, en los noticieros y en los diarios, notas redactadas en masculino, esto también debe tener condena. Tantos avances que solo quedan impresos en hojas secas pero que en la práctica real es tan poca la decisión del Estado que ya conocemos el desenlace de esta historia. Lo único que buscará será justificar su asesinato, poner excusas, esquivar responsabilidades, minimizar y desviar sus causas. Esto es parte del travesticidio social y estatal, una ingeniería en marcha. Necesitamos una ley de emergencia que entienda, que tenga real perspectiva de género y diga basta”, señalaron.

De esta forma, se organizó una convocatoria pararela, tanto en Tucumán como en Buenos Aires para pedir justicia por Ayelén. En la convocatoria manifiestan:

“Porque la muerte es un relato vivo en nuestras vidas diría la Berkins, porque la violencia nos intenta paralizar, que nos quedemos “tranquilas” donde somos arrojadas por esta sociedad y el estado, sin acceso a la salud, a la educación, a la vivienda ni al trabajo, sin sistemas compensatorio que nos haga pensarnos -soñarnos- en otros contextos, el disciplinamiento se sigue cobrando vidas, que la vida no vale más que otras, pero si hay muertes que valen menos para esta sociedad. Hoy Ayelén Gómez, quien nos hace vibrar el alma de furia, porque ella somos todxs, y es inevitable que cada muerte de una compañera no nos mate poco a poco a TODAS. Por eso nos juntamos, repudiamos, gritamos, lloramos, pero teniendo bien en claro quiénes son responsables, y por ellxs vamos”.

En Tucumán la convocatoria es para este jueves 17/08 a las 18 hs desde el Cetrans hasta el Parque 9 de Julio.

En Buenos Aires, activistas travestis y trans convocan a las 15.30 a sumarse a la ronda de las Madres de Plaza de Mayo. Después se quedarán en una vigilia con el pedido de Justicia x Ayelén.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *