Palestina: “Nuestro mensaje es de paz y amor”

El embajador de Palestina en Argentina, Husni Abdel Wahed, dialogó con Aldea Global a propósito de la conmemoración de los 50 años de la trágica Guerra de los Seis Días. Se refirió a los orígenes, pretensiones y políticas llevadas a cabo por parte del sionismo a lo largo de la historia y a la política  colonialista e imperialista de Israel en la actualidad. “Lo que se vive en Palestina es un régimen de apartheid, de segregación racial”. Por Aldea Global

Israel, según Husni Abdel, pudo haberse asentado en Uganda o Argentina –según las opciones iniciales del sionismo para el establecimiento de su hogar nacional- sin embargo, optó finalmente por el territorio palestino. Las causas -además del factor simbólico del territorio para la religión judía- son muy claras: el petróleo y la relevancia del Canal de Suez como principal vía de transporte marítimo y eje del comercio mundial.

Históricamente, señala el embajador palestino, el sionismo se valió de diversos tratados internacionales y de la actuación de diversos aliados estratégicos para la creación del Estado de Israel. Tal es el caso del Tratado de Sykes-Picot, que dividió en un escritorio a los pueblos árabes bajo los designios de las potencias europeas (Francia y Gran Bretaña) y la Declaración Balfour, que comprometió al Reino Unido para instalar el hogar nacional judío en Palestina.

Con la reconfiguración del sistema internacional los actores van cambiando -de Gran Bretaña a los Estados Unidos como aliado estratégico-  pero “cambian los amos, pero el plan sigue”, afirma el embajador palestino. Parte del plan colonialista e imperialista de los Estados Unidos e Israel, incluye a su vez, según Husni Abdel, la creación del Estado Islámico, cuyo principal afectado es el pueblo árabe, víctima de esta política sistemática que amenaza con la desintegración total del pueblo árabe.

La situación actual de los palestinos es desoladora, inhumana, paupérrima. Para el embajador palestino, lo que se vive en su territorio es un apartheid, una segregación racial que más allá de toda denuncia permanece invisibilizada por el derecho internacional en virtud de la protección norteamericana a Israel.

A continuación, la entrevista completa del equipo de Aldea Global al embajador palestino en Argentina, Husni Abdel Wahed.

— ¿Por qué el sionismo eligió el territorio palestino para establecerse como Estado?

— Quiero hacer una aclaración, en su presentación dijo que yo nací en tierra disputada. No es una tierra disputada, porque es nuestra tierra y está ocupada. Históricamente es nuestra tierra, lo fue, es y seguirá siendo nuestra. Pasaron por Palestina a lo largo de la historia muchos invasores y el pueblo palestino siempre ha permanecido en su tierra. Pienso que el sionismo no eligió, eligió otro, el sionismo intelecto.

El sionismo nace en el año 1497 entre las comunidades judías europeas donde precisamente había dos corrientes: una mayoritaria que abogaba por la integración en las sociedades donde vivía y una minoritaria que abogaba por el asilamiento. Justo en este periodo a fines del siglo XIX el capitalismo entra en su fase superior que es el hembrialismo, donde se requiere cambiar los antiguos métodos de dominio colonial por los nuevos métodos del neocolonialismo. Entre estos nuevos métodos está el establecimiento de bases adelantadas del imperialismo en diferentes regiones.

Coincidente con esto, cuando nace el sionismo como instrumento de las grandes potencias plantea tres alternativas para la creación del Estado de Israel: una fue aquí en la Patagonia, otra fue Uganda, África y la última en Palestina. Esto quiere decir que no tenían precisamente como objetivo el establecimiento en Palestina, sino donde era más útil para el imperialismo. Les puedo asegurar que si las mayores reservas de petróleo estuviesen acá, tendrían al Estado de Israel acá en la Patagonia.

Se optó por Palestina por dos motivos principales: uno el petróleo que hoy es la principal fuente de energía del planeta y la mayor reserva se encuentra allí, y el otro motivo es el Canal de Suez, que hoy es la principal vía del transporte marítimo, donde pasa más del 50 por ciento del comercio mundial. Justo por estos dos motivos se inclinan por la alternativa de establecer el Estado de Israel en Palestina, para mantener el dominio imperialista en la región y también la dependencia de nuestros pueblos al impedir cualquier intento de romper con el imperialismo.

Claro que para hacer realidad esto se requirieron muchas maniobras, trabajos y complots, empezando en 1916 con el tratado Sykes-Picot que divide una buena parte del mundo árabe entre las dos grandes potencias de la época: Gran Bretaña y Francia. Acorde a este tratado Palestina, Jordania e Irak quedan bajo mandato británico y Francia queda sobre el mandato de Siria y el Líbano.

Posteriormente se emite la Declaracion Balfour, llamada así por el Ministro de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña, donde promete que el rey facilitaría la instalación del hogar nacional judío en Palestina. Esto pone al descubierto que es un proyecto colonialista y el sionismo es un elemento en manos del imperialismo. Claro que en su momento la potencia era Gran Bretaña, hoy la potencia es Estados Unidos. Cambian los amos pero el plan sigue y el instrumento hoy, no solo actúa en nuestra región sino que se convirtió en un actor a nivel mundial.

— Nos podes describir brevemente la situación del pueblo de Palestina en este momento.

— Les recuerdo que en mayo de 1948 el mandato británico anuncia su retirada de Palestina, entregando sus posesiones y armas a un ejército sionista que ellos mismos habían creado y ese mismo día de la retirada, el sionismo anuncia la independencia del Estado de Israel, ocupando el 78 por ciento de la Palestina histórica. El 22 por ciento restante fue ocupado en 1967 en la llamada Guerra de los 6 días, donde ocuparon específicamente los territorios de la Franja de Gaza, Cisjordania incluido Jerusalén oriental. Recientemente conmemoramos los 50 años de la ocupación de la franja y otros territorios árabes. Esto demuestra el carácter expansionista del Estado de Israel porque desde el momento de su creación tenía este objetivo y así fue a lo largo de la historia.

Hoy el 100 por ciento de Palestina histórica está ocupada, el 78 por ciento del mundo reconoce al Estado de Israel, el 22 por ciento lo reconoce como el territorio ocupado.

Israel sistemáticamente impone hechos consumados sobre el terreno construyendo asentamientos, grandes colonias y ciudades, en pleno territorio ocupado. Esto es un crimen de guerra, conforme a los tratados internacionales, porque una potencia de ocupación no puede trasladar su población civil al territorio ocupado, estos son los llamados asentamientos. Hoy hay en el territorio ocupado cerca de 700 mil colonos israelíes. También se consagro esta elección con una elección de anexar a Jerusalén al estado de Israel, con la construcción del muro de segregación en pleno territorio ocupado. Este muro al igual que los asentamientos tienen un solo objetivo, hacer imposible la creación de un Estado palestino independiente y soberano, viable y continuo geográficamente.

— Por otro lado, ¿la influencia de Estados Unidos en la guerra de los 6 días es directa?

— No solo en la guerra, diría que desde la creación del Estado de Israel hasta la fecha. La protección norteamericana del estado de Israel fue el sostén de este Estado y sus políticas colonialistas y expansionistas.

En Palestina ocupada, todos los aspectos de la vida del pueblo son anormales porque uno no puede trasladarse de un sitio a otro, porque el territorio apenas tiene 6 mil kilómetros cuadrados, tiene más de 570 puestos de control militar israelí que despedazan el territorio. Basta con decir que como palestinos tenemos el color de carnet de identidad verde y ellos de color azul. No podemos transitar por las mismas carreras por donde transitan los colonos.

Lo que se vive en Palestina es un régimen de apartheid, de segregación racial. En cualquier sitio del mundo esto se llamaría discriminación racial, como se trata de Israel y Palestina esto no es denunciado lo suficientemente como para que la comunidad internacional actué conforme al derecho internacional, principalmente por la protección norteamericana al Estado de Israel. Lamentablemente Estados Unidos no ha sido una potencia positiva porque también hay que recordar que tuvo el monopolio de la intermediación entre palestinos e israelís, administro este conflicto y no intento buscar una solución real.

 

— ¿Cuál es la actualidad política en este momento de las organizaciones sociales dentro del territorio palestino?

— Bajo ocupación no hay nada normal, por lo tanto la vida del pueblo palestino está muy lejos de ser normal. No tenemos acceso a nuestras fronteras, ni a nuestros recursos naturales, tampoco podemos importar, exportar o producir. Nuestra situación es paupérrima desde el punto de vista de los derechos humanos. Desde el año 1967 hasta ahora, sobre una población de 4.800 millones palestinos, 1 millón de palestinos fueron presos políticos. Ósea más del 40 por ciento de la población masculina de palestina fueron presos políticos más de una vez, no hay una familia que no haya tenido un familiar que haya pasado por esta experiencia. Prisionero político no afecta solo a la persona que se la priva de su libertad sino a toda la familia, por consiguiente a toda la sociedad. En muchos casos los hijos conocieron a sus padres en la cárcel.

Además hay asesinatos, ejecuciones sumarias de inocentes, civiles e indefensos que son sistemáticamente asesinados en los puestos de control militar, siempre con una acusación previamente preparada. Las condiciones de vida son sumamente inhumanas, no hay nadie que esté a salvo, cualquiera puede ser detenido, encarcelado o asesinado a los antojos de un soldado u oficial israelí.

 

— ¿Cuál es tu opinión sobre el conflicto sirio que puso al mal llamado, Estado Islámico en tela de juicio?

— El año pasado, durante la campaña electoral presidencial norteamericana, el señor Trump que hoy es presidente de Estados Unidos, acusó a Obama y a Clinton de ser responsables de la creación de ISIS. A su vez, hace un mes o dos, el ex presidente afgano Hamid Karzai, impuesto por la ocupación norteamericana en Afganistán, también afirmo que ISIS fue creado por Estados Unidos. No lo digo yo, se puede corroborar, en política no hay nada que es producto de la casualidad. Todo es producto de algo, hay que juzgar las cosas por las consecuencias y por quienes son los beneficiarios. ¿Quiénes son las principales víctimas de ISIS? simplemente los pueblos árabes.

En los últimos 10 años el terrorismo islámico en Europa tuvo 320 víctimas, es lamentable y comentable, pero en los pueblos árabes se maneja esta cifra cada día. El principal afectado de esto simplemente son los estados árabes que están siendo desintegrados producto de esta política sistemática.

Normalmente planteo una pregunta en este sentido, con tantos satélites de espionaje en nuestra región, que son capaces de captar hasta la patente de un auto, ¿cómo puede entenderse que no captaron los movimientos de miles de terroristas de ISIS que se movilizan con grandes vehículos? Les llegan suministros de armas, ellos operan en regiones desérticas, donde ni siquiera hay alimentos, ¿cómo pueden sostenerse? ¿Acaso no es para cuestionar la actuación de las grandes potencias que combaten al terrorismo?

 

— Por último, te dejamos el espacio para manifestar tu mensaje, lo que quieras decir.

— Nuestro mensaje es de paz y amor. No hay nadie que anhele la paz más que aquellos que carecen de la misma. Sufrimos la ocupación y sus consecuencias. A lo largo de más de 70 años perdimos seres queridos, sufrimos encarcelamientos de nuestros hermanos, padres, hijos, sobrinos, tíos. Sufrimos tantas cosas, la privación de todo, incluso el intento de hacer desaparecer nuestra identidad cultural. Nuestro máximo y supremo anhelo es la paz.

Tenemos la mano extendida para Israel pero sobre una base de igualdad no de imposiciones. Estamos por la paz pero no a cualquier costo, nuestra dignidad es valiosa. Confiamos en el futuro de los pueblos y somos herederos de una cultura tan milenaria que 70 años no son muchos, son un lapsus de tiempo en nuestra historia.

Un abrazo al pueblo argentino, ya que Argentina también tiene un territorio ocupado que son las Islas Malvinas, y nadie podría entender más esto que ustedes porque sufren lo mismo.

 

*Por Aldea Global / Fotos: Eduardo Soteras Jalil /La Tinta

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *