Productores de yerba Misioneros llevaron su reclamo a Casa Rosada

Luego de tres días de movilización y cortes de ruta en diferentes puntos de Misiones y de un acampe en el Ministerio de Trabajo en la Ciudad de Buenos Aires, trabajadores tareferos (de las cosechas de yerba mate) misioneros no lograron que el “Yerbatazo”, con sus reclamos de aumento salarial y condiciones dignas laborales, sea escuchado por el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y el titular de la UATRE, Ramón Ayala. Cuando se movilizaron a Plaza de Mayo fueron rodeados e intimidados por un desproporcionado operativo de la Policía de la Ciudad. 

El “Yerbatazo” duró tres días. Incluyó movilizaciones y cortes de ruta en diferentes localidades de Misiones y un acampe frente a las puertas del Ministerio de Trabajo, con una movilización a Plaza de Mayo como cierre. Pero las medidas de lucha y los reclamos de condiciones salariales y de trabajo dignas para los y las tareferas misioneras no lograron tener eco en el ministro de Trabajo, Jorge Triaca (que argumentó “no tener plata”) ni en Ramón Ayala, titular de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE), sindicato que agrupa a los trabajadores de actividades rurales en la Argentina.

En Misiones, ante las faltas de soluciones concretas, las medidas se intensificaron: el día había comenzado con cortes totales de ruta en las localidades de Posadas (Zaimán), Oberá (Ruta 14 altura Km 880), Andresito, San José (Rutas 105 y 14), 2 de Mayo (Ruta 14 altura Km 661) y Montecarlo (Ruta 12).

Foto: FOL

Mientras que en la Ciudad de Buenos Aires, la jornada había comenzado con un encierro represivo de la Policía de la Ciudad que obligó a los y las manifestantes a trasladar el acampe de la avenida Alem a las veredas que rodean al ministerio. Por la tarde, el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) – donde se encuentran nucleados los tareferos – decidió movilizarse a Plaza de Mayo para visibilizar aún más la protesta. Medida que fue impedida por un desproporcionado e intimidante operativo con efectivos de infantería de la Ciudad de Buenos Aires, que los siguió e impidió también que puedan marchar por Avenida de Mayo.

A esa altura de la jornada, quedaba más que claro que las únicas respuestas concretas que recibirían de Triaca y la UATRE serían negativas y la amenaza de represión policial. Ante esa situación, decidieron cerrar las tres jornadas de protesta improvisando un acto sobre avenida de Mayo. Allí Marianela Navarro, referenta del FOL denunció: “la unica respuesta que tienen para los pobres es exterminarlosEn el ministerio de Trabajo dicen que de 15 mil trabajadores, lo único que podrían dar es 2 mil bonos interzafra de $2300. No sé qué hacemos con el resto de los trabajadores. Es una verguenza. Y la UATRE ofrece pagar pero solamente por dos meses. El resto de los cuatro meses la gente debe vivir del aire. Eso lo rechazamos. Consideramos que es una humillación el ofrecimiento que han hecho”.

Una trabajadora tarefera misionera relató las condiciones de explotación en las que trabajan: “nosotros vivimos abajo de una carpa cuando vamos a trabajar. Durmiendo a la intemperie, en el suelo. Si trabajamos un día, cobramos ese día. Si llueve, no podemos cobrar una remuneración”. También se refirió a la necesidad del subsidio interzafra para las familias tareferas: “Hay algunos lugares en los que la tarefa terminó esta semana. No vamos a tener cómo sobrevivir estos seis meses. Los $2300 que cobramos hoy es una miseria. Una familia no va a poder mantener a sus hijos. Ninguno del Gobierno nos da una respuesta favorable. Estamos a la deriva. Somos argentinos, como todos”, reclamó la trabajadora.

Otro trabajador tarefero intervino denunciando: “nuestra familia quedó sin nada. Estamos en la misma situación que nuestros compañeros de Misiones. Pensamos que el gobierno iba a dar una respuesta. Hace décadas que venimos protestando. Nosotros venimos de una familia tarefera. Nos levantamos a las 4 de la mañana para trabajar. Llegamos a las 20. Tenemos que hacer ese sacrificio para ganar $300 por día. Nuestro patrón allá en Misiones no nos paga por neumonía, gripe u otra enfermedad. Las familias tareferas no tenemos luz ni agua. Nosotros tenemos coraje por la necesidad que estamos pasando. Nuestras familias se están muriendo de hambre en Misiones“.

“La única respuesta que tuvieron fue el amedrentamiento y el intento de desalojo por parte de las fuerzas represivas, en tres oportunidades. Hacemos responsables principalmente al Ministro de Trabajo Jorge Triaca, a su vocero Santiago Fernández Cosimano y a Ramón Ayala, secretario general de la Uatre, por seguir manteniendo un sistema de explotación y esclavitud que condena a miles de familias a la más absoluta miseria“, denunció luego en un comunicado el FOL.

Asimismo, remarcaron: “redoblaremos nuestras fuerzas y nos reorganizaremos para ser cada vez más en las calles en unidad con las organizaciones del campo popular para gritar bien fuerte hasta que nuestra voz sea escuchada”.

Las exigencias concretas de los trabajadores y trabajadoras tareferas son: aumento del Subsidio Interzafra a $6.500 para los 17.000 en todo Misiones (el monto actual es de $2.300); que el pago se haga durante 6 meses (comenzando en octubre); que el Ministerio de Trabajo flexibilice los requisitos para acceder al interzafra; que aumente un 35% el precio de la hoja verde, acorde a la inflación; el rechazo al pago de la tonelada por debajo del precio de convenio; condiciones dignas de trabajo; y respeto de los feriados y controles efectivos a los contratistas.

Fuente: AnRed

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *