Realizan acto conmemoración a 48 años del Cordobazo

Al cumplirse 48 años de esta histórica movilización y levantamiento de la clase obrera en la Ciudad de Córdoba, te contamos qué pasó aquel 29 de mayo de 1969 y a su vez, informamos sobre la convocatoria realizada en La Rioja por el gremio docente AMP a un acto homenaje. 

¿Qué pasó en el «Córdobazo»?

Durante mayo de 1969, un descontento popular contra el régimen militar de Juan Carlos Onganía, quien había derrocado hacía tres años al presidente constitucional Arturo Illia, comenzó a manifestarse en las ciudades más importantes del país.

Ese año, el Ministro Adalbert Krieger Vasena, de mano de las cámaras empresariales, resolvieron derogar la Ley del «sábado inglés», la cual establecía que cada hora trabajada después de las 13 de ese día debía pagarse doble. Para el gobierno de Onganía ese beneficio era «inconstitucional».

De esta forma, el Cordobazo comenzó a gestarse en el rechazo generalizado de esta medida de parte de trabajadores sindicalizados. Para entonces, las dos centrales obreras del país se encontraban divididas con grandes diferencias.

Sin embargo, en la provincia de Córdoba ambas centrales resolvieron unirse ante la necesidad de oponerse a esta medida contra lxs trabajadorxs: Agustín Tosco -dirigente de Luz y Fuerza enrolado en la izquierda clasista y referente de la CGT de los Argentinos- acordó junto con Elpidio Torres (Smata) y Atilio López (UTA) -ambos de extracción peronista- la realización de un plan de lucha.

Luego de un primer paro de 24 horas convocado para el viernes 16 de mayo, el gobierno provincial definió incrementar la presencia policial mientras que estudiantes de la Universidad Nacional de Córdoba, comenzaban a realizar asambleas y manifestaciones en respaldo a las reivindicaciones obreras.

Finalmente, en un plenario realizado el miércoles 21, los dirigentes gremiales llamaron a un paro activo de 37 horas que se iniciaría desde las  11 horas del jueves 29. Esa mañana amaneció con la ciudad rodeada por la Policía, ubicada principalmente sobre el Rio Suquia para evitar que lxs manifestantes llegaran a los centros administrativos y políticos.

La intención entonces, era desafiar al gobierno con una gran demostración de fuerza mediante una enorme movilización que fuera desde el cordón industrial hasta el centro de la capital cordobesa.

A las 11, la ciudad estaba llena de manifestantes que llegaban desde los barrios de Santa Isabel, Villa Revol, Ferreyra, La Calera, Alta Córdoba y Alberdi, en tanto que, desde Clínicas, marchaban los estudiantes. La Policia no alcanzo a contener a todxs los manifestantes, a pesar de los gases lacrimógenos y las ráfagas de FAL, se rebasaron los bloqueos.

Fue entonces que la ciudad quedó literalmente en manos de lxs trabajadorxs con un espontáneo ejercicio del control popular mediante asambleas, barricadas y piquetes en las principales calles. Al gobernador no le quedó otra opción que pedir ayuda a Buenos Aires.

El presidente defacto Ongania envió al Tercer Cuerpo del Ejercito para recuperar el control de la capital de Córdoba. Inmediatamente, el mismo retomo barrio por barrio hasta las primeras horas de la mañana del 30. Tosco fue detenido en la sede de Luz y Fuerza y se lo sometió a un Consejo de Guerra que lo condenó a 8 años de prisión, al igual que Torres, López y otros dirigentes. Tras 17 meses de prisión, todos los dirigentes detenidos recuperaron la libertad y volvieron a Córdoba para retomar la actividad sindical.

Aunque nunca se supo con certeza, se estima que el «Cordobazo» dejó más de 30 muertos y varios centenares de heridos.

Consecuencias

«El Cordobazo» constituyó el comienzo de una etapa de movilización popular que se prolongó hasta mediados de la década de los `70, y que determinó que muchos jóvenes abrazaran la causa de la revolución”

En términos políticos, la consecuencia inmediata significó la pérdida de legitimidad de Onganía, que se manifestó con la renuncia de Krieger Vasena el 4 de junio.

Por otro lado, un año después del masivo levantamiento popular, la organización Montoneros secuestraba y ejecutaba al ex dictador Pedro Eugenio Aramburu, quien en 1956 había ordenado los fusilamientos de los generales Juan José Valle y Raúl Tanco, y el asesinato de militantes peronistas en José León Suárez. Ese hecho desencadenó, en junio de 1970, la caída de Onganía en el contexto de un golpe propiciado por el entonces jefe del Ejército, Alejandro Lanusse, que designaba como presidente al general Roberto Levingston.

Para el historiador Leonidas «Noni» Ceruti, «el Cordobazo» constituyó un punto decisivo en la evolución de la lucha de clases, porque puso de manifiesto el estado que había alcanzado la radicalización de la conciencia política de importantes sectores del proletariado.

«El país no volvió a ser el mismo, se incorporaron a la lucha cientos de jóvenes obreros y estudiantes. Estallaron todas las instituciones. Se abrió un profundo debate, que se expresó abiertamente en toda la sociedad. El tema central de la polémica, era como debía seguir la lucha contra la dictadura y para qué», aseguró Ceruti y continuó: «Las posturas fueron desde la recuperación de la democracia hasta qué tipo de “revolución” o de transformaciones que eran necesarias para la Argentina. En el movimiento obrero adoptó una forma más encubierta, más en grupos que en asambleas masivas. Entre los universitarios nadie discutía que era necesario una revolución: lo que se polemizaba era qué tipo de revolución y la forma de concretarla». (Cita: La Izquierda Diario)

Este lunes 29 homenaje al Cordobazo en AMP

Con motivo de conmemorarse un nuevo aniversario del Cordobazo, la AMP invita para este lunes 29 de mayo, a las 20 hs, en el SUM de la sede sindical, en Dalmacio Vélez Sarsfield 337, a un acto homenaje de la gesta llevada a cabo por lxs trabajadorxs y estudiantes cordobeses en el año 1969.

Para el homenaje está programado: lectura de semblanzas, una exposición de pinturas referidas al tema, del taller Afiliarte y también la participación de músicos populares de nuestros medio. “Nada debe desalentarnos, nada debe dividirnos, nada debe desesperarnos” es la consigna de Agustín Tosco elegida para esta convocatoria.

Para más información recomendamos una recopilación de notas de La Izquierda Diario a 48 años del Cordobazo.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *