Se presentó ante la justicia el vídeo del genocida Roberto Catalan violando la prisión domiciliaria

En la mañana de este lunes, organizaciones de derechos humanos y ciudadanos de nuestra provincia realizaron la presentación en el Tribunal Oral Federal el vídeo con el que se captó al ex juez federal Roberto Catalán violando la prisión domiciliaria.

El vídeo fue entregado al Tribunal Oral Federal por Gabriella Schaller, hija del ex preso político Plutarco Schaller, quien tras captar a Catalán violando la prisión domiciliaria pidió a la Justicia que le revoque el beneficio.

El ex juez Roberto Catalán está condenado a doce años de prisión por delitos de lesa humanidad. Fue detenido en mayo de 2011 con orden de traslado al servicio penitenciario pero luego se dispuso arresto domiciliario por problemas de salud

Catalán fue funcionario de la dictadura designado por Rafael Videla en 1976. Fue juzgado en el marco de la megacausa La Rioja que tuvo 65 imputados.

Luego de la presentación y ante medios locales, Gabriela Schaller, manifestó que: “Después de haberlo filmado violando la  prisión domiciliaría presentamos un pedido de revocatoria del beneficio. En ese marco, la Justicia nos citó hoy para mostrar el video y certificar que fue filmado en ese lugar, ese fecha y ese horario y todo eso fue certificado por la secretaria del Juzgado y ahora estamos a la espera de una resolución a este pedido”.

Por su parte, la Secretaria de Derechos Humanos de la provincia difundió un comunicado donde informa que presentará una queja y exigirá el estricto cumplimiento de la medida de arresto domiciliario que “priva al condenado de desplazarse por la calle y advertir, de la relajada custodia federal, que debiera impedir que esto suceda”.

La agrupación HIJOS  dio a conocer el video en redes sociales expresó en un comunicado:

La  impunidad camina por las calles de La Rioja

El ex juez Roberto Catalán, condenado a 12 años de prisión por delitos de lesa humanidad, tiene el beneficio del arresto domiciliario por su supuesto estado grave de salud, pero pasea por las calles de La Rioja como si fuera un vecino.

Una casa no es una cárcel para quien cometió delitos de lesa humanidad. Una domiciliaria sin control es una puerta abierta a la impunidad.

Acompañamos el reclamo de familiares y sobrevivientes para que se revoque el beneficio a Catalán y vaya al lugar que corresponde: la cárcel común.

¡30.000 PRESENTES!

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *