Sin una oferta favorable para los docentes, el gobierno aumenta el gasto en el aparato represivo

Después de dos meses sin intenciones del Gobierno Nacional para aumentar el presupuesto a la educación pública, la ministra de seguridad presentó la nueva Policía Federal Argentina en un acto realizado en la sede de la policía Montada de Palermo. Mostraron el nuevo equipamiento de la policía anti-drogas, anunciaron la creación de 29 nuevas agencias oficiales de la PFA y un aumento de sueldo del 17% para todos los miembros de la fuerza. Foto:  ES Fotografía

Durante un acto en Palermo el pasado martes,  la ministra de seguridad de la Nación Patricia Burllich presentó a la nueva PFA que según ella “se convertirá en una policía proactiva, íntegra y dinámica, que priorizará fuertemente la investigación compleja, concentrándose en la lucha contra el crimen organizado y distribuida federalmente a lo ancho y largo del país. Además, hará foco y combatirá delitos de orden federal como el narcotráfico, la trata de personas, el tráfico de armas, los ciberdelitos, la falsificación de moneda y el terrorismo”.

Por otra parte anunció un aumento del 17% de los salarios de los miembros de la Policía Federal Argentina, que incluirá un 12% de aumento salarial y un 5% de blanqueo, también una compensación que va de entre 15mil y 30 mil pesos para aquellos que opten por trabajar en el interior del país y la creación de 29 nuevas agencias oficiales de la PFA.

“Para cuidar a los que nos cuidan”, con ésta frase  cerró un acto la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, en el que anunciaba que se duplicará la inversión en seguridad, un 119% respecto al año 2015 y un incremento del 18%, por fuera de la paritaria, en el salario de los efectivos policiales de provincia de Buenos Aires, que el 2016 cerraron con una suba del 40%.

Mientras los docentes siguen en conflicto y no reciben aumento salarial desde julio de 2016, más que un blanqueo que se realizó el mes pasado, los aumentos y gastos en las fuerzas armadas muestran un claro desinterés del estado en invertir en la educación de nuestro pueblo. No hay decisión política de solucionar el conflicto docente porque no es prioridad de este gobierno la educación de miles de pibes y pibas que asisten a las escuelas públicas de nuestro país.

De esto se puede dar cuenta en los discursos y en las acciones, mientras la inversión en educación es considerada un gasto, se culpabiliza y reprime a docentes que buscan mejores condiciones laborales y salariales, pero se considera una inversión el excesivo gasto que se realiza por parte del estado en armas, elementos de protección para oficiales, chalecos y demás chiches para los uniformados cuando supuestamente el país está quebrado.

Las fuerzas armadas se llenan de armas como nunca en los últimos años, nuevos chalecos antibalas, cascos,  más de 300 cámaras de seguridad, 126 carísimos lectores de patentes, ametralladoras, carros de asalto, cámaras GoPro en cascos, protectores auditivos Peltor, helicópteros Eco Charlie S135 fabricado por Airbus, carros blindados antidisturbios anfibio con tronera lanza gases, carros blindados antipiquetes maverik,camuflajes que fueron riduculizados en las redes, drones DJI modelo S1000 y hasta pizarras digitales wacom para hacer identikit, la misma que utilizan estudios como pixar.

Como dijo Nora Cortiña en una entrevista “se vislumbra que este modelo va a ser a palos”, porque no les importa la educación, porque intentan educar a golpes, porque buscan seguir reprimiendo al pueblo que se va a seguir levantando en contra de todas las políticas no inclusivas-represivas-discriminatorias de este gobierno conservador y neoliberal, porque apuestan a una respuesta violenta a los conflictos salariales, porque no les importa el pueblo, solo quien los mantenga seguros en sus zonas de confort mientras miles de argentinos y argentinas sufren el ajuste y el tarifazo día a día.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *