“Tenemos derecho a que nos expliquen los procedimientos que nos realizan”

Desde nuestra cooperativa, y Radio Voces, compartimos una desagradable experiencia que una compañera vivió con su hija de 1 año en dos instituciones de Salud Pública de La Rioja Capital. El motivo de esta denuncia pública es alertar a las madres y padres que llevan a sus hijxs a los distintos centros de salud y hospitales locales, para que exijan ser correctamente informados de los procedimientos que se realizan sobre sus hijxs y sobre ellxs mismos. También, para pedir la reflexión de los profesionales, que día a día asisten en estos lugares, sobre el trato que brindan a lxs pacientes.

Ayer, jueves 12 de octubre, nuestra compañera Romina Gómez asistió al Vacunatorio Central ubicado en Barrio Hospital (detrás de donde funcionaba el Hospital viejo) para colocarle la vacuna, correspondiente al primer año de edad, a su hija que tiene 1 año y tres meses. “Veníamos demorando la puesta porque tenía estados gripales y fiebre. Nos recomendaron que no se la pongamos en ese estado”, contó.

En este marco, se encontró con una serie de maltratos y cuestionamientos por parte de las enfermeras. “Me cuestionaban porque me había demorado tanto, también por la vacuna de la gripe. Después la enfermera me dijo que le tenía que poner 7 vacunas juntas. Me llamó la atención y le dije que el pediatra no me indicó tantas vacunas. En esa situación me sentí mal de ánimo, me pusieron en la situación de estar equivocada, que de verdad hice algo mal. Una se entrega a la persona que se supone sabe de la cuestión”, detalló.

Finalmente le colocaron las 7 vacunas a su hija y luego la dejaron en el Jardín Maternal como todos los días. Antes de media mañana, la maestra llamo a lxs padres porque había comenzado con taquicardia, baja presión y tenía los labios morados. En el viaje en la ambulancia hacia el Hospital de la Madre y el Niño notaron en el calendario de vacunas, que se habían colocado dos dosis que no correspondían a la edad de la nena.

Al respecto la mamá continuó: “Llamamos a emergencia, la ambulancia nos llevó hasta el Materno Infantil donde atravesamos un segundo momento. Al llegar allá una médica nos cuestionó por utilizar la ambulancia para un bebé con fiebre ‘nada más’, cuestionaron a los de la ambulancia, incluso discutió con mi marido no dejándolo ingresar al lugar donde la estaban revisando”.

Actualmente la bebé se encuentra estable, le bajó la fiebre y se le realizaron varios análisis.

Para finalizar, Romina, explicó que quiso hacer pública esta situación para alertar a otrxs padres y madres que sean correctamente informados en estas instituciones sobre los procedimientos que se realizan sobre sus hijxs. “Debemos hablar si piensan que a sus hijxs les están haciendo las prácticas que no corresponden y cuestionar la forma en que nos tratan. Tenemos derecho de saber y que nos expliquen los procedimientos que nos realizan, por más que les moleste, es un derecho”, señaló.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *