Tierra del Fuego: allanaron casas de militantes feministas por “apología al aborto”

El fascismo clerical del país se siente triunfante por haber rechazado la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo y “aliviada” por mantener el aborto de manera clandestina en Argentina.

También comenzaron una actividad persecutoria para silenciar, hostigar y aleccionara quienes buscan salvar la vida de las 41 personas gestantes que por hora se realizan un aborto en condiciones inseguras en Argentina, según los datos que presentó el Ministro de Salud, Adolfo Rubinstein.

En este contexto de ataque a los pañuelos verdes, el pasado martes 14 de agosto el Juez de Tierra del Fuego, Raúl Sahade, libró el allanamiento de dos domicilios particulares y un espacio autogestivo artístico, en el marco de una denuncia realizada por el pastor evangélico Andrés Rubén Díaz, ferviente defensor de “las dos vidas” el lema central de los antiderechos.

Según trascendió las acciones temerarias arrojaron “resultado positivo, logrando secuestrar diversos elementos de interés para la causa”. Los elementos en cuestión son carteles, imágenes, pañuelos, pintura y elementos personales como teléfonos celulares, de quienes se encontraban en los domicilios. Los carteles, imágenes y pañuelos se corresponden con la demanda nacional e internacional de aprobación de una ley de aborto legal, seguro y gratuito.

Desde la Colectiva Feminista Río Grande junto con una decena de organizaciones sociales feministas, denuncian que “el hecho presenta un exceso de persecución penal y desproporcionalidad que tiene como único fin el de perseguir y amedrentar a las personas que militan por la despenalización y legalización del aborto en Argentina”.

Además, aseguran que “esto claramente denota la articulación entre el poder político de turno, los intereses de grupos religiosos y la justicia” y exigen “respuestas claras sobre este procedimiento y conocer a los responsables de este avasallamiento”. El comunicado completo se puede leer en el sitio oficial de Colectiva Feminista en Facebook.

Desde el noticiero de Radio Voces, Noticias con Mate, dialogamos con la abogada Alejandra Arce, quien comento:“Hay un exceso de persecución penal que tiene como fin perseguir y amedrentar a la Colectiva Feminista. En tres días movieron todo el engranaje judicial y policial. Vinieron policías de delitos complejos, cayeron en autos particulares y policiales con sirenas. Un operativo totalmente desproporcionado”.

“La persecución hacia las militantes de la Colectiva en general, y contra Gala en particular, había empezado dos semanas atrás, en los días previos a la sesión por el aborto legal en el Senado”, aseguro la abogada de la joven, que  evalúa hacer una denuncia por daños y perjuicios.

Aca podes escuchar la entrevista completa:

Difundimos el comunicado de la Colectiva Feminista Río Grande del 14 de agosto

Comunicado de la Colectiva Feminista Río Grande

Persecución a la militancia feminista en Tierra del Fuego

Por lo sucedido hoy 14 de agosto de 2018, en la ciudad de Río Grande, Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, las organizaciones abajo firmantes manifestamos nuestro máximo repudio a las acciones excesivas libradas por el Juez Raúl Sahade, quien en el marco de una denuncia sobre daños realizada por Andrés Rubén Díaz, libró el allanamiento de dos domicilios particulares y un espacio autogestivo artístico.

Según trascendió las acciones temerarias arrojaron “resultado positivo, logrando secuestrar diversos elementos de interés para la causa”. Los elementos en cuestión son carteles, imágenes, pañuelos, pintura y elementos personales como teléfonos celulares, de quienes se encontraban en los domicilios. Los carteles, imágenes y pañuelos se corresponden con la demanda nacional e internacional de aprobación de una ley de aborto legal, seguro y gratuito.

Allanaron la casa de personas que coincidentemente días atrás, fueron denunciadas y hostigadas de manera infundada en redes sociales. El hecho presenta un exceso de persecución penal y desproporcionalidad que tiene como único fin el de perseguir y amedrentar a las personas que militan por la despenalización y legalización del aborto en Argentina.

Llama poderosamente la atención la celeridad en la disposición de las acciones judiciales y policiales así como también la persecución de las personas y espacios que se identifican con esta causa. Esto claramente denota la articulación entre el poder político de turno, los intereses de grupos religiosos y la justicia. Pedimos respuestas claras sobre este procedimiento y conocer a los responsables de este avasallamiento.

Los procedimientos y las acciones remiten a épocas oscuras de nuestra historia nacional. Repudiamos la persecución que estamos sufriendo por luchar por nuestros derechos. Intentan disciplinarnos, desarticular la organización popular y asustarnos. No lo lograrán.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *