UN PEDIDO DESESPERADO: “QUEREMOS AGUA”

En Bandera Bajada, Santiago del Estero, más de 30 comunidades marcharon durante 5 kilómetros, hasta el comisionado municipal de esa localidad, para visibilizar un reclamo que lleva meses y se volvió urgencia: “Queremos agua, no aguantamos más”.

“Se nos mueren los animales gritando de sed, y no queremos que también se mueran nuestros hijos. En Recursos Hídricos de la provincia nos dijeron que se distribuiría agua potable pero en muchas comunidades nunca llegó y en otras recibimos esto, que ni siquiera se la podemos dar a los animales”, dijo Mariela, exhibiendo una botella de plástico de agua amarronada.

“Nosotros tenemos que recorrer 8 kilómetros con bidones, para recolectar agua de río, agua que está contaminada porque en el río muchas veces hay animales muertos. Pero es lo único que tenemos”, dijo un hombre de unos sesenta años ante el comisionado Cristian Cáseres, que en un primer momento se negó a recibir a familias campesinas de distintas comunidades, nucleadas en la Unión de Trabajadores de la Tierra.

“Solicitamos el análisis, porque se sabe que hay problemas de salinización y agua con alto grado de arsénico. Entregar esta agua significa violencia institucional. Además se volcó en los reservorios artesanales y se arruinó la poca agua de lluvia que aún se tenía”, se quejó Paola Escobar, al tiempo que Ramón Ibañez, de la comunidad Labarroza, pidió que “que se coloquen cisternas y aljibes comunitarios. Nos ofrecemos como mano de obra para la construcción de esas, que serían soluciones que se prometen hace años y no llegan”.

“¿Siempre vamos a vivir así, mendigando agua para no morir?”, le dijo, casi llorando, un anciano a Cáseres, el funcionario a cargo de la zona que tras el reclamo de las comunidades se comprometió a mandar a analizar el agua, solucionar los problemas de distribución y anunciar en 15 días un plan de obras. ¿Cumplirá? Es la pregunta que más se escucha por estas horas en Bandera Bajada.

Fotos: Hernan Vitenberg

 

 

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *