Universidad Pública sin política

En una multitudinaria asamblea de estudiantes de la Unlar, donde se pretendía llevar adelante un plan de lucha para frenar el ajuste que el gobierno intenta imponer en nuestras universidades, un grupo de compañerxs llegaron con una posición que proponía que en la universidad no se hable de política y no se lleven adelante medidas como la toma del rectorado.

Estudiantes de distintas carreras de la Unlar fueron convocados a una asamblea realizada el pasado miércoles en el Hall del rectorado, mientras lxs estudiantes autoconvadxs invitaban a discutir un plan de lucha para defender la educación pública, laica, gratuita y de calidad, centros de estudiantes y organizaciones afines al oficialismo del rector Calderón convocaron a romper la organización independiente, invitando a votar por el No, a deslegitimar la veracidad de la asamblea y las discusiones que se viene llevando adelante.

Con carteles como “No a la toma” o “Universidad pública sin política” lxs estudiantes convocadxs a votar por el No pedían a gritos “votación, votación” cuando las discusiones todavía no se habían llevado adelante, exigiendo que se cierren los pedidos para tomar la palabra y proponer mociones. A raíz de la resistencia de compañerxs que aún podía llevarse adelante alguna actividad, saltó la violencia.

En distintos medios y redes sociales salió a la luz un video que muestra empujones, golpes, caídas como el momento de violencia por parte de lxs estudiantes pero todo comenzó cuando Agostina, una compañera estudiante de la cede Chamical, prendió la sirena del megáfono y fue automáticamente atacada con un cartel en su ojo por Virginia, una estudiante del departamento de salud de cede capital, quien en innumerables oportunidades mostró, mediante interrupciones e insultos a quienes tenían la palabra, su intolerancia y falta de respeto a quienes pretendían discutir su postura.

Se propusieron varias medidas, movilizaciones, vigilias, actividades en memoria de La noche de los Lápices a las que votaron negativamente y sólo se votó positivamente a seguir el plan de lucha de SIDI UNLAR, que las asambleas tengan tres puntos a tratar y un horario de incio y finalización, sacando del eje discusiones tan importantes como el presupuesto universitario, el recorte y ajuste en los salarios docentes, rompiendo la lucha y movilización del estudiantado.

Si bien la asamblea votó a no realizar ninguna acción, lxs estudiantes vamos a seguir organizándonos, vamos a seguir exigiendo que la educación pública no se venda, que el vice rector Gaspanello renuncie por su innegable homofobia, que la Unlar sea laica e incluya cupo laboral trans.

Los intereses de los poderosos no romperán la organización estudiantil.

COMPARTIMOS ESCRITO DE LA COMPAÑERA VIOLENTADA:

“Voy a hablar porque estoy acá desde la primer asamblea”

Así empecé mi intervención ayer en una asamblea en la que nunca me imaginé estar. Después de tres asambleas donde discutimos la problemática del vaciamiento presupuestario hacia las universidades, donde repudiamos el ajuste y hasta pedimos la renuncia del Presidente, un ejército de gente que no estuvo presente en ninguna de las asambleas apareció de repente a copar el Rectorado para defender una Vírgen y no votar nada: ningún plan de lucha, ninguna movilización, ninguna organización. Mientras el recorte presupuestario va destruyendo la educación y más de 200 facultades, rectorados, pabellones, etc de distintos lugares del país están tomadas por los estudiantes, vinieron a decirnos que a la Universidad se viene a estudiar, que no se hable de política en las asambleas, nos abuchearon cuando usábamos lenguaje inclusivo y pidieron que desaparezcan las banderas, carteles y remeras “zurdistas” y “feminazis”.

El Frente Alberto Ledo (MPE y aliados) le mintieron a los estudiantes desde sus centros diciéndoles que queríamos que no rindan sus exámentes, que nos íbamos a cagar en sus creencias y vaya a saber cuántas cosas más. Así construyeron un escenario de violencia, machismo y patoterismo contra los que nos venimos organizando. No vinieron a escuchar en ningún momento. Desde el inicio de la asamblea, cada vez que un compañere tomaba la palabra eran insultos y abucheos de antes de que hable. Usaron los centros no para organizar a los estudiantes en defensa de sus derechos, como dicen, si no para cargarlos de odio hacia los que luchan y ponerlos en contra de todo lo que se viene discutiendo, para que no se vote nada. Nada de nada.

Virginia Bisceglia se llama la estudiante de Medicina que llegó a la asamblea con un cartel que decía “No a la toma, Universidad pública sin política”. Se la pasó toda la asamblea violentando a les compañeres que tomaban la palabra para defender los planes de lucha que venimos discutiendo. Con su pin de “Salvemos las 2 vidas” y una escarapela puesta no hizo más que agredir y hacer circo cuando le tocó hablar, sin proponer ninguna solución para continuar la lucha por la educación pública, gratuita y laica. Cuando se iba a votar y no dejaban hablar a una compañera para agregar una moción (cosa que esta gente no hizo nunca, más que para proponer más inmovilismo) nos plantamos para que la dejaran hablar. En ese momento, Bisceglia me tira con su famoso cartel, apuntando directo a la cara, y golpeándome en el ojo, con tal fuerza que en un primer momento creí que era una botella. Ella misma se jacta de haberme pegado, en un escrito que publicó en su facebook, llamándome zurdista. Cuando le fui a reprochar su acto de violencia (acompañada de la compañera Sol), me mostró el dedo mayor (el famoso “fuck you”) y le saqué una foto, a lo que respondió levantándose decidida a pegarme. Se armó un tumulto, y cuando algunos trataban de tranquilizar la situación, un cagón vino de atrás y le tiró con una botella de agua en la cabeza a Sol e intentó pegar una piña, tras lo cual, como buen cagón salió corriendo. Dos compañeros lo quisieron frenar y fueron empujados por los moderadores que dejaron escapar al violento, sin nunca repudiar los actos de violencia física que recibimos en lo que quedó de asamblea. Repudio a los medios que difunden un video cortado donde solo se ve la parte final haciendo quedar a los compañeros como violentos cuando no hicieron otra cosa que defender a quienes luchamos.

Voy a seguir mocionando para repudiar estos actos de violencia física para que estos personajes no estén más en las asambleas de estudiantes. Repudio a la burocracia estudiantil que provocó este escenario de violencia, que no organiza a los estudiantes para luchar por la educación, que votaron resoluciones como “que no se hable de política en las asambleas”, “que se hagan los fines de semana”, “que tengan horario de inicio y finalización”, “que solo se discutan tres puntos por asamblea”, que no haya tomas, ni cortes, ni vigilias, ni marchas, ni estudiantazo para el aniversario de la noche de los lápices, y que “solo sigamos las resoluciones de SiDIUNLaR” (que quiere levantar el paro).

SE VA A ACABAR
SE VA A MORIR
LA BUROCRACIA ESTUDIANTIL!!!

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *