Velorio a la ciencia: trabajadorxs del CONICET protestaron contra recortes presupuestarios

Este martes becarios e investigadores realizaron “un velorio de la ciencia” denunciando el ajuste presupuestario al Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) que repercutió en la exclusión de 500 trabajadores del organismo. La protesta derivo en una toma pacifica del hall del Ministerio de Ciencia y el envío de policías que acordonaron el edificio. El ministro Barañao recibió a algunos representantes de los trabajadores comprometiéndose a retomar las negociaciones.

Luego de realizar una “performance” denominada “el velorio de la ciencia” en repudio de los recortes presupuestarios que viene sufriendo el sector, un grupo de investigadores científicos logró reunirse con el ministro Lino Barañao quien se comprometió a retomar las negociaciones suspendidas desde hace más de dos meses para reubicar a los 500 trabajadorxs excluidos del CONICET. Según informaron lxs trabajadorxs, el próximo 22 de agosto se reunirá la comisión conformada para resolver el conflicto. Ese mismo día las organizaciones volverán a movilizarse.

Fotos de twitter

Al respecto, en el programa Noticias con Mate dialogamos con Andrés Stagnaro, uno de los científicos afectados quien manifestó: “Al final de la performance del velorio, la ciencia se levantó del cajón porque todavía no está muerta, podemos luchar por ella”.

En esta línea el trabajador explicó que “la protesta realizada esta vinculada con el recorte presupuestario y una reorientación del CONICET vinculado a intereses específicos de actores privados de la economía argentina y no tanto como una ciencia publica al servicio de problemáticas que no tienen que ver con el mercado”.

Además recordó que desde hace más de dos meses que el ministerio de Ciencia debía convocar a una mesa de negociación pero no lo realizó, a pesar de firmar un acuerdo.

Fotos de twitter

En ese marco, lxs trabajadorxs de la ciencia decidieron tomar pacíficamente el hall del Ministerio a lo que algunas autoridades del organismo llamaron a la policía que luego ingreso al edificio para intimidad a los manifestantes. “Finalmente realizamos un cordón para no entrar en provocaciones y la policía se retiró, quedándose del otro lado de la calle”, contó Stagnaro.

De esta forma Andrés explicó que no solo se pretende tratar la incorporación de los 500 despedidos a universidades nacionales, como se comprometió el Ministerio, sino también de hacer público el acuerdo entre el Ministerio de Educación y el Ministerio de Ciencia y Técnica el cual será estudiado por los investigadores afectados.

“El rumbo que le quieren dar al CONICET sería algo así como un organismo de pago”, destacó el investigador y agregó: “Las universidades siempre tuvieron un rol importante en ciencia, pero hace mucho tiempo que las funciones de investigación mas permanentes las había asumido el CONICET. En este proceso el riesgo más grande es la discontinuidad de líneas de investigación”.

También se advierte la posibilidad de que al no estar establecido enfáticamente en el nuevo plan estratégico del organismo que las patentes producidas con aportes del Estado son propiedad pública, las mismas podrían ser trasladadas a un privado y por lo tanto limitada a la sociedad general.

You May Also Like

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *